La importancia de la sangre

Buenos días chicos. Si hay algo de lo que estoy seguro en esta vida es que como digo en mi primera novela: La sangre siempre llama a la sangre. En ella precisamente se trazan muchas ideas y conversaciones llevadas a cabo con el pedazo de mi corazón al que veis en la foto al que me abrazo.

La humildad es parte de mi sello y desde aquí quiero dar las gracias a mi hija por todo lo que me ha dado durante toda su vida. En este caso en especial, en lo aportado en mi primera novela y ahora en la segunda que viene en camino.

Jamás podré olvidar aquel día de primavera en el que después de venir del cole y pillarme en la cocina preparando la comida del mediodía, mi hija me pidió que le contara mi novela «Llamada de sangre» de pe a pa. Sus caras de sorpresa, alegría o pena al saber de mis personajes y de lo que les depararía por culpa de mi mente calenturienta, no estaba pagado. Me suplicó e incluso se cabreó conmigo por cosas que pasaban en mi primer manuscrito, pero llegó a la conclusión que era lo ideal, a parte por supuesto, de sus acertados consejos.

Hace dos días pasó algo parecido. Andando por la calle y después de ir de compras por un centro comercial, me pidió de nuevo que le hablara de la nueva novela. Sin querer y contando mi idea, me di cuenta de cosas que podía cambiar en base a las preguntas que ella me hacía y su perspectiva con tan solo 12 añitos me ayudó tanto, que a día de hoy no tengo dudas sobre el final de esta segunda obra.

Los hijos son la parte humana de tu alama reflejada en carne y hueso, son algo más que parte de ti, son una prolongación y la enseñanza más pura, para que cuando cometas errores, ellos te ayuden con su mirada inocente y su sonrisa a que sigas adelante.

Por eso desde aquí, quiero brindar un homenaje eterno a la otra parte de mi que navega por este mundo de incertidumbres. Darte las gracias por ser mi vida, por quererme y aguantarme y por concederme el honor de ser tu padre.

Te quiero, hija mía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.