Reseña de Árzen, La orden de los cinco de P.J Llorente

Después de un largo viaje, casi de la misma extensión que protagoniza Ándur y sus amigos en esta tercera entrega que nos propone el autor madrileño, P.J Llorente; os traigo una nueva reseña a mi web. Afronto esta nueva entrega con una premisa muy clara sobre esta saga, que aun le queda un largo recorrido, sin duda La orden de los cinco es la mejor de la trilogía que el autor nos ha regalado hasta ahora.

Las bases que refuerzan esta afirmación no son baladís. Sí, puedo enumerar varias razones, entre ellas la enorme épica de la que está bañada y como Pablo ha conseguido que vibrara en cada una de las batallas de esta historia fantástica. El desarrollo exhaustivo de cada uno de los personajes protagonistas y sus secuaces; sus motivaciones y el hilo conductor de una trama que los avoca a todos a un final trepidante.

Es absolutamente imposible por mi parte recordar a cada uno de los integrantes de esta gigantesca epopeya en la que hay decenas y decenas de especies que se han ido incorporando poco a poco a las que ya conocíamos en las dos entregas anteriores, pero aun así, es inevitable el enamorarte de alguno de ellos por enorme carisma.

Después de los últimos acontecimientos ocurridos en El cristal de la verdad, Ándur y sus amigos deciden abandonar la academia Holder para ayudar al destino de Árzen y se trasladan a la región de Perpum para ayudar a la reina Sándor, antigua amiga del joven aprendiz. Una epidemia está acabando con su pueblo y para colmo, el Parno de Greipox se acerca a sus tierras para conquistarlas a través de un ejército de Coxen. El joven que comanda dicho ejército, es el antiguo amigo de Ándur, Kumx cuya madre fue asesinada por el padre de este, pero juega a un doble juego durante la partida y hace creer a la joven reina que está de su parte.

Mapa de la región de Perpum

¿Creéis que es suficiente con este ingrediente para esta historia? Os equivocáis, pues Llorente crea una trama paralela que es la que en realidad da título a esta novela. La orden de los cinco esta formada por unos Holders muy poderosos y cuya misión es la de encontrar las esferas oscuras. Sí, ya sabéis, esos objetos mágicos con la que estos caballeros canalizan sus poderes para combatir el mal, pero en este caso, van tras las esferas que ansía el Señor Oscuro. Groan es su líder, un hombre cuyo sentido del deber es inquebrantable y le acompañan su fieles compañeros; Fhêr el enano, Jess el licántropo, Xaubier el Pneumant y Peivjah el Draco. En un principio los nombres os pueden liar, pero la capacidad del autor para grabároslo en el corazón poco a poco se hará notar conforme avance la trama. No puedo dejar pasar la oportunidad de nombrar al personaje que más me ha marcado de esta nueva entrega y que se lo dije incluso por privado al escritor, hablo por supuesto del Gran Maestro Gul, el Holder que me recodaba muchísimo al maestro Yoda; no especialmente por su aspecto, si por su forma de hablar, pero con una toque muy original por parte de Llorente que le dotó, a parte de su gran sabiduría e inteligencia, de un carisma inigualable.

Como veis, no quiero profundizar mucho en la trama en sí y destriparos una aventura de la que tenéis todo el derecho de disfrutar como enanos. Eso sí, preparaos para muchas sorpresas y muertes que te congelarán el alma. El autor ya lo advirtió en la entrevista que nos concedió en mi canal de Youtube y no nos mintió.

Las expectativas por mi parte han sido cubiertas con total satisfacción y Pablo nos vuelve a demostrar que a pesar de desenvolverse bien en otros registros, la fantasía es parte de su ADN y nos crea un mundo tan especial, original y lleno de magia, cuyas criaturas nos hacen vibrar.

No creáis que voy a dejar de nombrar a Élora, Jonu y el veterano Telquíades. Los inseparables amigos y compañeros de Ándur que deben dividir sus caminos en cierta parte de la historia para llevar a cabo unas misiones muy importantes. Su desarrollo crece como la espuma, al igual que sus poderes y el manejo casi autodidacta de las esferas de poder. Por supuesto, debo hacer mención a tres criaturas de las que he seguido enamorado sin remisión alguna en esta nueva obra, como son el Feling, Flecha y los Ikayos, Noa y Migu.

Como veis, no he destacado mucho a los malos de esta historia, prefiero que los descubráis por vuestra cuenta y sintáis el mismo amor fraternal que sentí yo por las pu… Coxen y los malditos duendes.

Como último apunte a destacar, el autor madrileño nos deja al final de este libro una serie de archivos donde nos enseña entre otras cosas, el mapa político de Árzen, su división geográfica con sus zonas independientes, alfabeto del idioma antiguo de esta tierra e investigaciones de los personajes sobre criaturas, por ejemplo, como las Coxen. Un catálogo completo para comprender mejor un mundo sin igual.

En definitiva, P.J Llorente sigue afilando su pluma con una puesta en escena exquisita y una descripción de las regiones que aparecen en cada uno de de los viajes de nuestros héroes muy definidas y coloristas. Te hacen participe de ese mundo y te llevan por una tierra hermosa y llena de posibilidades que el autor seguirá exprimiendo hasta regalarnos las dos siguientes trilogías. El camino será cada vez más duro, pero igualmente disfrutable. De eso estoy seguro.

Solo me queda darle la enhorabuena por el cerebro y la capacidad que tiene el autor para crear un mundo tan especial y que siga cosechando todos los éxitos posibles. Eso sí, Pablo, no nos deje tanto tiempo sin las nuevas aventuras que nos proporciona Árzen.

Mi puntuación es de 8 sobre 10.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.