NI TIEMPO PARA RESPIRAR….

Alguna que otra vez, me han preguntado que haría si tuviera un poder y cual elegiría. Es una respuesta difícil, pues depende muy mucho de la época en la que vivas y las circunstancias que te rodean en ese momento. A lo largo de este último año, la vida ha girado alrededor mía casi de puntillas y aún siendo consciente de todo lo que me ha pasado, sigo sin asimilar lo bueno y lo malo sembrado. Sí, hoy día quiero controlar las manecillas del reloj y aun arriesgo de caer en la maldición del día que es precisamente, como la marmota, me gustaría ver pasar el mismo día una y otra vez. El día de hoy y muchas más en realidad. Los errores están para subsanarlos y para aprender de ellos, pero yo sinceramente lo que necesito es tiempo. Soy una persona demasiado inquieta y por falta de tiempo, se me quedan en el tintero demasiadas ideas y sueños que están a la espera de de que los desempolve.

Me gustaría pasar más por aquí, escribir y contaros mis deslices con el mundo literario y sobre todo tiempo para mi y mis hobbies . Jugar, dibujar, ver, construir. La vida nos lleva demasiada ventaja a veces y aunque algunos dirán que me quejo sin motivos, para mí hay cosas como el escribir, que se echan de menos.

Proyectos, trabajo y aficiones son incompatibles a veces, pero ninguno de ellos será suficiente para enterrar mis sueños. Así que la conclusión de hoy sobre esta pequeña reflexión escrita es que no dejemos nunca de luchar, porque aunque no tengamos tiempo ni para respirar, siempre tendremos tiempo para vivir.

Buenas noches.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.