Reseña de La leyenda del ladrón de Juan Gómez Jurado

Mi relación con el que para mí, a día de hoy, es el mejor autor español que escribe novelas negras o thrillers, como más os guste, es muy particular. Lo conocí hará tres ferias del libro de Madrid, si no me equivoco. Dando una vuelta por las casetas, vi una cola inmensa tras un escritor que estaba firmando por entonces la que era la primera entrega de una trilogía (o eso creí durante un tiempo), Reina roja. Uno de los libros más vendidos de un escritor autóctono en las últimas décadas.

Normalmente, no me dejo llevar por el amasijo de seguidores que tenga un autor, mucho menos sin conocerle de nada, pero había algo en ese tipo que me llamaba poderosamente la atención. Me acerqué a la caseta, compré el libro y durante la hora de espera para conseguir su firma como buen mitómano que soy, me bebí varios capítulos y me enamoré perdidamente de Antonia y Jon.

Sé que muchas veces he ido en contra de la marea actual de lectores modernos y esos capítulos cortos que crean adicción. Juan me ha demostrado que para ello también se ha de tener clase, estilo y mucha carretera. En fin, que uno tras otros, fueron cayendo sus libros y aumentando mi éxtasis como lector por sus historias. Hasta el punto de comprar El paciente en pasta dura, después de haberlo leído ya en digital, simplemente por conseguir su firma y tener esa colección así. Esa que magistralmente empezó con ese libro, siguió con Cicatriz y cerró con los la trilogía que antes os decía y que veis en la foto que os adjunto.

Mi colección del escritor madrileño.

Sí, es  cierto, el libro del que os voy a hablar hoy, es la última edición de bolsillo que está pululando por las librerías de toda España y que va por su séptima edición. Fue un regalo, ya que algunos conocéis mi propósito de este año de no comprar un libro hasta que me lea todos los que tengo en casa, aunque me esté quitando el mono de vez en cuando con un cómic.

Vamos a lío. La leyenda del ladrón, es la novela que más se aleja del estilo de este autor. Afirmo esto sin haber leído aún Espía de Dios, El emblema del traidor, Contrato con Dios y la saga juvenil escrita junto a su mujer, Bárbara Montes, Amanda Black.

Con el autor y su mujer en la firma de libros de la Feria del libro de Madrid de 2021

La andanzas de un tal Sancho de Écija, en la Sevilla de 1587 en pleno conflicto entre Felipe II y las islas británicas de Isabel I, la reina virgen, era algo que me sacaba por completo del registro que había disfrutado hasta entonces del autor madrileño. Un joven audaz que queda huérfano y milagrosamente se salva de la peste por un misterioso comisario de abastos del rey (que más adelante nos explotará la cabeza su identidad), trata de sobrevivir, primero en el orfanato eclesiástico al que es entregado y luego, sobreviviendo por las calles de la capital andaluza como ladrón. En esta etapa, conoce al hombre, que para mí cambia su vida para siempre, el enano Bartolo. Maestro del robo que le enseñará las malas artes y la audacia para salir adelante.

Una fatídica tarde, por juegos del azar, su vida cambia por un hecho fortuito y ahí es donde empieza la verdadera aventura épica de un joven que pasa por mil calamidades y drásticos destinos. Muertes, conspiraciones comerciales, venganza y personajes que van forjando su vida entre sufrimiento y amor.

Paralelamente, una joven, que nació esclava en la casa del hombre más poderoso de Sevilla, Francisco de Vargas, busca una vida mejor. Clara es una joven bellísima, lista y llena de inquietudes. Su vida también se verá afectada por la enfermedad de su amo y gracias a ello, conocerá a su futuro mentor, el médico más famoso de la capital hispalense, Monardes. Cuando ella y Sancho se cruzan la trama comienza a forjarse y asentarse con rumbo fijo de crucero.

Nacen nuevas amistades por el camino y calvario de Sancho que prefiero no desvelar, aunque evidentemente me quedo con la relación con su querido Josué, un esclavo negro con un corazón más grande que su portentosa envergadura.

Podría enumerar a una infinidad de personajes claves en esta impresionante historia, cada uno de ellos con una marcada personalidad y definidos a la perfección. Groot, el gigante y despiadado espadachín guardaespaldas de Vargas, Zacarías el ciego, Monipodio el Rey ladrón y sus secuaces, la prostituta que ayuda a Clara, su odiosa madre Catalina, Fray Lorenzo, los gemelos Mateos y Marcos y por supuesto, dos personajes reales situados de una manera grandiosa por parte del autor y tan emblemáticos como Cervantes y Shakespeare. No diré de que manera, pero estas dos piezas son claves para formar una historia compacta y urdida con tanta delicadeza como brillantez.

La documentación durante cuatro años de esta historia, se nota en cada página, en cada párrafo y emplazamiento por el que nos lleva el escritor. Te sumerges visualmente de lleno en pleno siglo XVI y en cada situación planteada. Lenguaje marinero estudiado a fondo, al igual que otra de las partes que más he disfrutado de la historia, que es el arte de la espada, cuyos enfrentamientos estaban llenos de ritmo y viveza con las técnicas de combate también descritas. Al final de la novela, el autor hace hincapié en ciertas licencias literarias e históricas no refutadas, pero que son imprescindibles para dotar a la trama de la magia necesaria para hacerla entrañable y divertida.

He tardado casi un mes en leerla, no por pesadez, sino por miedo a acabarla y la lectura paralela de cómics. La he saboreado con tanto gusto, que no quería terminarla. La tengo tan grabada en mi memoria ahora mismo. Recuerdo la últimas 30 páginas y los nervios vuelven a aflorar en mi interior al pensar que no le iba a dar tiempo a Juan de cerrar la historia como se merecía… que equivocado estaba y que afortunado error por mi parte. Sellada a la perfección, sin un pero para mí.

Espero no haber desvelado mucho de esta aventura épica y que os haya servido para no dudar un segundo en ir a por ella y disfrutarla en cada página.

Allá donde vayas, aquí tienes a un seguidor fiel que reza por aprender algo más de tu sapiencia y estilo. Juan Gómez Jurado, mil gracias por otra increíble novela. Estoy deseando leer tu siguiente novela, mientras seguiré aprendiendo de ti en el podcast Aquí hay dragones y Todopoderosos.

Mi puntuación es de 9 sobre 10.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.