Reseña de «Billy Summers» de Stephen King

Os juro que iba a dejar reposar un poco mi opinión. Intentar llenar el vacío que suele dejarme las lecturas del que para mí, es algo más que mi autor de referencia, pero es imposible. Me he dicho a mi mismo que para qué, el momento era ahora, con los sentimientos a flor de piel.

Segundo libro que me leo este año de King y primera vez que lo hago con sus dos últimas publicaciones. Este verano cayó «Después» y hoy, después de intentar estirar el chicle lo máximo posible para que no se acabaran las 642 páginas que componen esta historia, he acabado con Billy Summers.

Cuando el autor de Maine se adentra en este tipo de literatura que se aleja de lo fantástico y nos muestra el lado más humano, real y cotidiano de unos personajes con ciertas connotaciones especiales, nos damos cuenta de que él se puede permitir esos lujos por muchas razones y no son precisamente porque ya tenga el camino hecho.

Su narrativa ha ido creciendo con el paso de los años de una manera abrumadora. Sus descripciones son más cuidadas y siempre al hilo de la historia, creando una necesidad en el lector de saber cualquier mínimo detalle de los personajes y de todo lo que los rodea. Básico para disfrutar de todo lo que nos quiera contar.

En esta nueva novela, King nos presenta a Billy Summers, un antiguo ex soldado, francotirador, cuya reputación como asesino a sueldo esta fuera de toda duda en el mundo del crimen, pero con una particularidad, el acento perfecto para que simplemente te encariñes con el personaje. Billy solo mata a gente mala.

Con esa premisa y aceptando el que será su último trabajo como sicario que le reportará una suculenta recompensa, King nos adentra en el mundo solitario de un asesino muy particular. Ciertos acontecimientos venideros, de los que prefiero no hacer spoliers, pondrán su vida al límite y harán la delicia de esta lectura.

Billy no solo se caracteriza por ser el mejor en su trabajo, sino el más cuidadoso. No se fia de nadie y ello le llevará a vivir una aventura diferente cuando en su camino se cruza una joven de la que ya, todos los que hemos leído la novela, nos hemos enamorado. Su relación crece por momentos, mientras Billy durante la planificación de su huida antes del golpe, descubre su faceta como escritor y decide escribir sobre su experiencia como francotirador en la guerra de Irak y todo lo que ella le robó.

Esta parte es la más chocante del libro, pues King decide transcribir la historia del tirador, tal y como la escribiría alguien que no tiene mucha idea de contar una historia, permitiéndose incluso erratas llamativas, que le dan a mi modo de ver, más realismo del que ya de por si tiene esta historia.

King no es solo el rey del terror, lo lleva demostrando desde hace mucho años y siento decir que sí, a veces podemos no estar de acuerdo con el cierre de alguna de sus novelas, pero es innegable que su manera de perforar tu corazón para introducir la magia de sus personajes y hacer que en cuatro frases se hagan parte de tu familia, es increíble. Quizás, por mi devoción, no soy el más indicado para hablar de este hombre, pero os puedo asegurar que también lo he criticado cuando una historia no me ha gustado.

Este es un libro lleno de referencias y homenajes a libros, que incluso nombra durante las escenas, ya que Billy es un avezado lector. Sin olvidar la música, el cine o el mundo tan de moda hoy en día de las series. Todo ello hace que la historia fluya con naturalidad y nos haga participe de nuestras propias opiniones o gustos.

Hay escenas muy duras, dignas de su fama, pero también hay otras llenas de esa madurez que el escritor ha encontrado con los años, y la ternura a veces nos deja cao.

Es difícil hablar más de este libro sin desvelar nada, pues los personajes son tan reales y empatizas tan pronto con ellos que me encantaría contaros más sobre ellos. Muero con Alice y Bucky. Odio profundamente a Nick y Billy, Billy se robó mi corazón desde las primeras hojas. El resto de secundarios son una delicia y hacen que te sientas como en casa.

Gracias, solo puedo decir gracias, señor King. Esta novela vale cada uno de los euros que me ha costado y no solo por la edición mas chula que se han currado.

Mi puntuación es de 8 sobre 10.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.