Reseña «Cadenas» de Susurro de medianoche (Rosa Paz Sanchez)

Si no me equivoco, es mi tercera reseña con respecto a este tipo de literatura. Ya sabéis que el erotismo no es un estilo que vaya mucho conmigo, pero en esta vida jamás me propuse estar de paso. Me gusta aprender de todo y de todos. En este caso, me he adentrado en tan solo cinco días en el mundo BDSM. Creado con mucha fuerza y valentía por parte de Rosa Paz Sanchez , o como firma su novela Susurro de medianoche, alrededor de un personaje ficticio…o no, según dejó caer ella en su día en un directo que hicimos entre ambos hace poco en Instagram.

Por su culpa, Laura, la protagonista de esta historia ya tenía cara, la suya. Eso me hizo conectar muy rápidamente con la chica y adentrarme en un mundo tan selectivo y extraño como el del BDSM del que hablamos.

Yo dividiría esta novela en dos partes muy particulares, de la mano de un ave fenix: Caída en picado y en llamas; y resurgimiento brutal de la protagonista. Una chica enamorada, cuyo rechazo y humillación la lleva al borde de la locura y dónde la autora nos muestra un lugar tan dramático y oscuro como es un psiquiátrico, excelentemente descrito. No solo por el ambiente, sino por los personajes que en él se encuentran y la desgarradora situación que vive Laura. Siempre en conflicto con ella misma y la necesidad de ser dominada por ese «pasado» que perdió y la centraba dentro de su duda constante a gustarse a si misma y a lo demás.

Ello puede hacernos creer que el personaje es un ser débil, pero según mi punto de vista es todo lo contrario y en cierto modo, es una etapa de nuestra vida en la que más de uno nos hemos visto imbuidos, pues ella consigue salir, en este caso, de una forma… muy particular.

Un lectura directa, sin tapujos, sin nada que esconder y que te lleva directamente a ser tu mismo Laura y pasar por todo lo que ella sufre. Empatía en vena. Lectura ligera y veloz, característica esencial por lo que intuyo en este tipo de literatura. En definitiva, sentimientos a flor de piel en todos los sentidos, donde a mi modo de ver, se abusa un pelín de las escenas subidas de tono, pero ya os digo, no soy un experto en estos temas y quizás sea la tónica general de la misma. Vamos, que conmigo lo ha conseguido. No me voy a andar por las ramas, me he excitado en momentos concretos y he descubierto algún que otro secreto o nueva fórmula de disfrutar de las relaciones sexuales, aunque no me vaya mucho el tema de «Amo» y «Sumisa». Lo dicho, de todo se aprende.

Dar la enhorabuena a la autora por mi parte y quedo a la espera de esa segunda parte, pues el final de esta primera te rompe los esquemas, como debe ser.

Mi valoración es de 6’5 sobre 10.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.