Una nueva historia

Este será el rincón donde nos veremos todos los días uno de cada mes. A partir de hoy, 1 de mayo de 2019 y sobre las 20:00 hora y totalmente gratuita, podréis leer una nueva historia que nació tras una conversación con mi hermana y mi cuñado. Pasó de ser un simple relato a un delirio que he decidido convertir en una historia por fascículos , al más puro estilo de finales del siglo XIX principios del XX en los periódicos del mundo, sobre todo en Inglaterra y que tanto popularizó el gran Arhtur Conan Doyle y su afamado Sherlock Holmes.

La duración de esta nueva invención, durará lo que vosotros solicitéis. Será marcada por vuestro seguimiento y lectura. Al final de ella, será premiada con la posibilidad de darle título a la misma, tras un sorteo entre los nombramientos más significativos y atractivos para el que os la ha ofrecido.

Espero estar a la altura y no quedarme solo en este viaje. Sin más dilación, os dejo el primer «avance» de esta historia.

Os quiero 3000.

Prólogo

Parece que he vivido mil vidas y en ninguna de ellas he encontrado el camino exacto hacia casa. Toda ella, al menos desde que tengo uso de razón, la he pasado entre la majestuosidad de estos caminos verdes, su aire puro y su bendita contaminación  que tanto nos empecinamos los humanos en destruir. En cierto modo, así me siento ahora mismo, como la madre tierra que nos acogió hace tantos milenios.

Aquí puedo volver a respirar y después de todo lo ocurrido, he tenido la genial idea de venir solo hasta aquí y dejar que ella me guie hasta encontrar un nuevo sendero por el que retomar la vida que tú me has robado. Lo sé, jamás leerás esto, por ello tengo la certeza de ser más libre a la hora de plasmar mis sentimientos en este cuaderno rojo con la inscripción de un león. Ese regalo que me hiciste hace varias navidades y hoy me he decidido a estrenar entre el velo dorado concedido por el sol a estas horas tan intempestivas de la mañana. Mi única compañía en esta travesía.

Fue una de las tardes más maravillosas percibidas por mis ojos y memorizadas por esta mente oscura. Tu sonrisa, mis nervios y nuestro restaurante favorito en el que nos pasamos horas y horas charlando. Buscaba la manera más original de pedirte la unión de tu alma a la mía y no me sirvió de nada las miles de horas entre películas románticas y libros. Me temblaba cada poro de la piel. Siempre te reías de mí por mi obsesión por los superhéroes, pero al igual que hace dos noches, ese día intuí por mi “sentido arácnido” el susurro de un final desastroso.

Dos días, con sus noches y sus horas eternas sin probar bocado y mucho menos sin dormir. En esa puta cama sí que ha llegado el invierno, y no en los siete reinos de Poniente.

El caso es, que después de preparar días antes mi propuesta de matrimonio con el dueño del restaurante y provocar una pelea ficticia con uno de los camareros del restaurante, tú y con tu impetuosa forma de defender a los tuyos, le arreaste un puñetazo en todos los morros al pobre chaval cuando intentaba sacarme del local tras mis aspavientos provocados e insultos de rigor…Dios, me has dejado, por otro, y aun así, ahora mismo, sentado en esta roca llena de musgo y a los pies del monte, no puedo dejar de amarte.

Eras, eres y serás la puta droga que acabe con mis huesos en un agujero. Por eso estoy aquí. ¿Lo recuerdas?

¿A quién cojones hablas, Juanma? Sí, os prometisteis ambos el subir esta llanura antes de la boda. Fue como una especie de fin de etapa. Al final de ella, en la cima, enterraríais todo lo malo ocurrido durante los cinco años de novios. Una vez convertidos en marido y mujer, cómo este sendero inexplorable hasta ahora por nosotros dos, dejaríamos que las estrellas nos guiaran…

¡Me cago en el puto universo y en la astrología del amor! ¡Y en mí mismo! No sabes cuánto me odio, Verónica.  El rumor de unos inocentes pajarillos revoloteando alrededor de esta ensenada verdosa, los conviertes en el sonido gutural y chirriante de unas urracas roncas con tu recuerdo.

Te odio, con la misma equivalencia a la que te amo. Desde luego, se cubrió de gloria el inventor o inventora del inoportuno dicho aquel: “Los polos opuestos se atraen…” Ya me acuerdo, Faraday, Michael Faraday. No sé quién fue tu camello, pero se lució contigo, amigo. Bueno, creo que va siendo hora de dejar de divagar y compadecerme. Voy a subir. Me esperan cinco mil cruces clavadas en la tierra. Por supuesto, voy a enfrentar el último tramo del camino con la versión de Metallica y la orquesta sinfónica de San Francisco grabada en su disco S&M del inigualable Ennio Morricone…”The Ecstasy of gold”.

Pocos sabrán esto. La famosa e icónica escena final del  “Spaghetti western” de “El bueno, el feo y el malo” de Sergio Leone, fue grabada en Burgos, concretamente entre Santo Domingo de Silos y Contreras, en el valle de la Mirandilla. No es que este haya sido un lugar especial para nosotros de toda la vida. De hecho, no somos ni de la zona…

 Maldita sea Juanma, deja de hablar en plural, ya no existe un nosotros. Y sabes perfectamente que ella era y es de la zona, muy a tu pesar. Esa aldea de Ahedo siempre te dio muy mal rollo. Cuatro casas en medio de la nada y esos abuelos paternos que te miraban como si fueras el violador particular de su nieta.

Ahora, podría llevarme durante un par de páginas, contándoos la historia de amor particular entre este madrileño del barrio de Hortaleza y una aldeana de Castilla y León. Que se conocieron en una conferencia dada por uno de esos famosos escritores de libros de autoayuda. Que ambos eran un par de almas perdidas hasta que el destino los unió, pero no quiero aburriros y que dejéis de leer esta historia pasadas las dos primeras páginas.

Esta es la historia de un hombre, con más cuernos que un ciervo. Con un subconsciente tan sumamente frito por los avatares y escarceos amorosos de su pareja, harto de intentar hacerse ver así mismo que ella no era ella, que tras la ruptura, decide cometer la gilipollez de ir a un lugar en el que no hay nadie, ni siquiera gente enterrada en aquella gigantesca circunferencia ficticia minada de cruces y acabar con su vida.

Pero…¿Qué pasaría si llegado el momento y una vez allí, tras caminar como Eli Wallach buscando el dinero entre aquellas cruces blancas, nuestro protagonista encuentra una tumba abierta con su nombre?

Los que conocéis la historia de este lugar, quizás no os sorprendáis. Hasta los mismos protagonistas del film o el grupo de trash metal, antes mencionado, tienen su particular esquela en Sad hill, pero un absoluto desconocido, el cual pisa por primera vez ese lugar para despedirse de su pasado, presente y futuro, halla un hecho aún no ocurrido, como si el destino ya escrito, se adelantara a su futuro más inmediato y le pusiera las cosas más fáciles.

No podéis imaginar lo macabro del hecho y es completamente comprensible que penséis en su querida ex, como la artífice de toda aquella broma pesada y definitivamente, quien quiera deshacerse de su ex‒prometido de la forma más sencilla. Pero… y si no es así, y si aquí hay más jugadores ocultos, de otra índole o naturaleza.

¿Queréis saber más?

Para ello tendréis que pedírmelo y haber llegado hasta aquí.

  11Comments

  1. Juan Manuel León   •  

    Leído varías veces y enganchado desde el principio. Por supuesto que quiero más. Muy bien presentado el personaje, su frustración y el porqué de su estado de ánimo y su decisión de suicidarse. Hace que te quedes con ganas de pasar la siguiente página y no parar de leer. Creo que se me va a hacer largo un mes hasta el próximo capítulo. Te felicito por la idea, tanto de la historia como por presentarla por capítulos mensuales. Algo que se hacía antaño pero ahora resulta novedoso. Como siempre mi apoyo, mi sincera enhorabuena y seré un fiel seguidor de la misma. Un abrazo.

  2. Sandra Gómez Moreno   •  

    ¡Hola Óscar! Me parece un maravilloso comienzo para una historia que seguro va a dejar a la gente a cuadros. Como ya te dije está perfectamente escrito y el comienzo engancha muchísimo… A mí me gustó muchísimo desde el principio. A ver qué dice el resto. No olvides que eres muy grande y que tienes un don para escribir este tipo de cosas.

    Nos seguimos leyendo

  3. Mónica   •  

    Pues vaya con la bromita! Deseando leer más. Creo que se me va a hacer muy larga la espera…

  4. Cris   •  

    Con ganas de leer el siguiente capítulo, engancha, así que esperaremos al siguiente.
    ¡Vamos mi quillo!

  5. Anónimo   •  

    A mi me ha cautivado, pero más que la historia de amor del personaje, la intriga de ver la tumba abierta y la lápida con su nombre. Yo ya estoy pensando varias cuestiones. Pues nada toca esperar.

    • Rocio Lavie Ruiz   •  

      A mi me ha cautivado, pero más que la historia de amor del personaje, la intriga de ver la tumba abierta y la lápida con su nombre. Yo ya estoy pensando varias cuestiones. Pues nada toca esperar.

  6. Yolanda   •  

    Deseando leer más!!

  7. Noelia   •  

    Es un personaje que atrapa y te deja con ganas de seguir leyendo. Deseando leer la continuación.

  8. Arantxa   •  

    Bueno , pues he leído dos veces el capítulo intentando buscar un halo de comprensión al tal Juanma. Pero no sé porqué me da que no me va ha caer bien éste personaje. Pelín egocéntrico que no se atreve a esteriorizar quizás??
    Deseando leer la continuidad Óscar.

  9. Esmeralda   •  

    Guau . Claro que quiero más!!
    Deseando . Me gusta como nos tienes en vilo en cada frase y como enganchas .
    Adelante Óscar!!

  10. Maria José   •  

    Solo se puede decir WAO , es como una droga, quiero maasss.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.