¿Os gustan las preguntas del día?

De un tiempo a esta parte, y como habéis podido comprobar, los pocos que me leéis en este rincón, me he dedicado simple y llanamente a ir reseñando los libros que me voy leyendo con parsimonia, ya que me encantaría leer más, pero mis labores me lo impiden. Hoy sin embargo, me gustaría hablar de un tema en particular, sin dejar de lado la cultura, pero siendo fiel a mis creencias y sobre todo, siendo honesto con vosotros.

En primer lugar, y como ya he hecho en algún que otro Facebook Live, quiero hablar de algo que en un principio, más de uno tomó y sigue tomando a burla, ya que alguno me llama «majara» por ello. Era el 3 de noviembre de 2016, un jueves que no tenía nada de especial. Ese día se me ocurrió lanzar una pregunta en mi Facebook personal, pocos la contestaron, pero yo insistí al día siguiente con otra nueva y así, día tras día, poco a poco, la gente se fue animando. De ahí, pasé a hacerlo a mi cuenta de «escritor» y ya solo quedan tres meses para llegar a un año entero de preguntas, de las que sus respuestas cada vez son de más seguidores. Hay gente incluso que las espera a eso de las 10:00 de la mañana. y si me retraso me escribe por privado preguntándome si ese día no la lanzo…..

Con este experimento social, quise comprobar varias cosas, pero sobre todo, aprender del prójimo y llenarme de la sabiduría, los diferentes pensamientos humanos y porque no, enfrentarlos, pero siempre bajo una cortina de respeto y educación hacia los demás. Creo que lo he conseguido y he llegado a averiguar muchas cosas con respecto al ser que habita en este planeta llamado Tierra.

Somos mentirosos por naturaleza o en cierto modo, pudorosos a la hora de contar nuestros secretos más íntimos, estamos en nuestro derecho, por supuesto. Aun así, me parece muy curioso, que dependiendo de la pregunta que haga, la gente es políticamente correcta  o no. En la diversidad esta la riqueza de la cultura que suma poco a poco en nuestra consciencia y, por supuesto, sin respeto, no se puede llegar a la tolerancia, que creo que he conseguido con más de trescientas preguntas que llevo hasta ahora. Es por ello que os quiero dejar un resumen esquemático de las diferentes preguntas lanzadas y su repercusión:

Preguntas sobre política y religión: La más contestadas y las que han llegado a polemizar mucho, hasta el punto de rozar a la intolerancia de la que antes hablaba.

Preguntas sexuales: Mucha participación, pero aun la gente se esconde detrás de lo que debe aparentar de cara a los demás. Respetable absolutamente.

Preguntas existenciales: Para mi grata sorpresa, muy contestadas y ,es más, con unos raciocinios y valoraciones por parte de la gente increíbles. Quizás de las que más aprendo.

Preguntas culturales: Las que más me gustan, para que negarlo. Con ellas estoy aprendiendo mucho. Tanto a la hora de escribir y crear personajes o situaciones, como por supuesto, para hacerme con una gran biblioteca de libros pendientes de vuestras lecturas.

Preguntas morales o de actualidad: Otra gran suma de respuestas. Tan variopintas como poco ortodoxas.

El catálogo es muy extenso y solo he puesto las más relevantes, pero si es verdad que en términos generales, estoy muy satisfecho con ello y no os podéis imaginar lo que significa para mí a la hora de escribir y aprender de la sociedad en la que navegamos. Lo más curioso de todo, es el nivel de participación, según los días. El sábado es el más flojo y el más participativo es aquel en el que doy por completo en el clavo con la pregunta, no es un día fijo. A veces las preguntas que menos me espero, son las que más respuestas consiguen y por supuesto vuestra originalidad, raya la perfección.

No sé si a alguno les ayudará, espero que sí. Tanto como para aplicarlas en su día a día, o como consejo hacia los demás. Lo más curioso de todo, es que gracias a ellas estoy conociendo gente nueva, amiga de mis amigos y personas tan auténticas, que hasta han decidido «por su cuenta y riesgo», comprar mi última novela.

¿Terapia? ¿Desahogo? ¿Conocimiento? ¿Aprendizaje? ¿Humanidad? Quizás con ellas haya podido arrancar la sonrisa a algún que otro seguidor y hacerle olvidar el día de mierda que lleva por el curro o, simplemente, el olvidar un poco todo. Reencontrarse con su antiguo yo, y porque no, hacer nuevos amigos.

Podría hacer un resumen general de lo visto hasta ahora, queda mucho y quizás no deba hacerlo, pero quién no arriesga, no gana:

Creé estas preguntas para tomar un pulso a la sociedad actual y hacer un sondeo entre los cientos de amigos que tengo en estas redes. Pensamientos, ideologías, sentimientos, valores y sobre todo, graduar el nivel de humanidad que nos queda aun, como he dicho antes, ya que creo que poco a poco el ser humano se va a la mierda irremediablemente. Nos vamos a extinguir de estupidez, por muchas cosas y una de ellas es por lo que es políticamente correcto, sin olvidar mi «querida» tele-basura. Ojalá esos segundos que tardas en contestar a mi pregunta, se vuelvan contra ti en forma de risas o recuerdos, porque al fin y la cabo las personas nos componemos poco a poco de eso, de momentos. La vida ya es demasiado dura como para enfadarse también con una simple pregunta. Sé que sabéis, que a veces busco la polémica, no voy a esconderme al respecto, pero es en esos momentos, en los que veo que las personas se abren más y son más valientes a la hora de contestar.

Por supuesto, hay un público fijo, que responde todos los días y a ellos en especial me quiero dirigir desde aquí para darles las gracias, por apoyar siempre mis locuras. Al resto, os doy las gracias igualmente y comprendo perfectamente que evitéis preguntas conflictivas o simplemente que no vayan con vosotros. No podemos gustar a todos, es así.

Quizás a alguno le haya rondado por la cabeza otra pregunta: ¿Cuando va a parar este pesado de hacer preguntas?….Puede que dentro de poco, esa sea la cuestión definitiva, ¿no creéis?. Mientras nadie diga lo contrario, seguiré dándoos la tabarra y trataré de mover vuestros adentros, vuestras creencias y por qué no, desquiciaros un poco.

Un abrazo muy fuerte a todos y nos vemos mañana con una nueva pregunta….

Óscar Lamela Méndez

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.