Toc Toc….ocho años de éxito justificado

En los rincones que voy dejando en esta web, no solo tengo sitio para la lectura o reflexiones alocadas. Como ya dije en mi última publicación, el arte engloba demasiadas ramas y el teatro es el sexto arte por excelencia. Muy de vez en cuando, cosa que me reprocho a mi mismo desde hace muchos años, me da la picá de pasar por los escenarios y ver obras que me han recomendado desde hace siglos y «Toc toc» era una de ellas. Un par de amigos la vieron hace casi ya siete u ocho años, vamos, prácticamente desde que se estrenó y yo desgraciadamente no tuve nunca la ocasión de ir a verla.

Ocho temporadas después y como bien dice en su cartel: dos mil doscientas funciones después, he cometido la bendita locura de ir a ver a estos personajes con el famoso problema llamado coloquialmente como TOC (Trastorno Obsesivo Compulsivo).

La obra transcurre por completo en la sala de espera de un afamado psiquiatra. En ella van llegando varias personas con diferentes Toc, a cual más raro o divertido. La escena empieza con Fred (Paco Obregón), un jubilado que desde los cinco años tiene el problema de soltar palabrotas y hacer gestos obscenos sin control alguno, imagínense las situaciones que se producirán con él allí. Tras él llega el que parece ser el más cuerdo o sensato de todos Camilo (Esteve Ferrer,director de la obra), un taxista aparentemente normal pero con el pequeño defecto de que tiene que contarlo todo, numerar o poner cifra a todo. Él niega su problema y dice que es su mujer la que le ha obligado a ir si no le pedía el divorcio. En tercer lugar llega Marta (Carmen Arévalo) una mujer mayor que vive sola y esta obsesionada con comprobarlo todo mil veces. Llega a la consulta llorando porque no sabe si ha comprobado el gas, la luz y demás después de haberlo hecho treinta veces cada una…imaginaos. En cuarto lugar aparece el caso más típico que podemos conocer, que es el de Blanca (Ana Trinidad) una señora obsesionada con que todo la puede contagiar de enfermedades y demás y no quiere que nadie la toque. En quinto lugar aparece Pep (Óscar Ramos) un joven catalán que sufre la obsesión incontrolada por ver y poner todo en simetría y por no poder pisar un suelo que este lleno de líneas. Para rematar la faena aparece Lili un chica joven que tiene el problema de repetir todo lo que dice dos veces y además los finales de frase de la gente con un grito gutural a lo Niña del exorcista.

20161203_121555

Imaginaos a todos estos chalados en una misma habitación y las cosas que pueden pasar. Para colmo la secretaria del psiquiatra les va informando paulatinamente de los retrasos de su jefe que no aparece por un problema con su vuelo. Por ello, todos deciden afrontar sus problemas entre ellos mismos y hacer una especie de terapia de grupo, presentándose cada uno y exponiendo sus casos. A lo largo de dos hora ocurrirán cosas tan alocadas como divertidas y situaciones que llevarán a los personajes al limite de sus fobias. Sin saber algunos en que momento se han curado…o no.

Aunque el humor es la clave de esta obra, en ella fluyen muchos sentimientos humanos, como el amor, la amistad, el compañerismo, la confianza en los demás. Por ello y por mil cosas más esta comedia española es la más longeva de la cartelera, cuyas críticas no pueden ser más que buenas. En dos horas disfrute y me reí como un enano. Las situaciones y las magnificas actuaciones de todos los actores hizo que disfrutara y me arrepintiera de no haber ido antes a verla.

Si tenéis la ocasión no lo dudéis. Toc Toc es para mi un diez sin lugar a dudas.

20161203_121607

Óscar Lamela Méndez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.