Inexorable destino

Los Pasos Del Fin caminan sin cesar, pausadamente, pero con firmeza. Mi humilde experiencia me está demostrando algo que no sé si le pasa a la mayoría de los escritores. Las ideas marcadas desde un principio en la novela y por las cuales vas trazando una línea argumental, van creciendo inexorablemente hacia un camino ligeramente distinto, pero muy enriquecedor.

Realmente en esta novela solo me planteé una cosa, contar una historia sin poner de por medio el límite de unas páginas concretas. En consecuencia: encontrar por mi solo los auténticos «pasos del fin» de esta novela.

Independientemente de la base histórica necesaria para crear este mundo he querido y sigo queriendo que cuando llegué a mano de los futuros lectores, las ganas de no soltar la novela sean idénticas a la necesidad de respirar para vivir.

Una trama que abrirá tantas incógnitas como deseos del lector por descubrirlas una a una con la fiereza de un animal hambriento.

Óscar Lamela Méndez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.