Reseña de «Les bizarres» de Iñigo Gibernau Murré

¿Habéis tenido alguna vez esa, maravillosa, pero a la vez desoladoras sensación de terminar un libro y no saber que hacer con tu vida o que leer después? Me ha pasado en varias ocasiones y hoy, os vengo a contar de nuevo ese sentimiento que me recorre el cuerpo al finalizar la lectura de «Les Bizarres» de Iñigo Gibernau Murré.

Las bendiciones vienen a veces acompañadas de malos presagios y aunque funestamente te aferres a ellas, siempre hay una cortina de humo que desaparece poco a poco delante de tus ojos y vuelves a retomar el camino perdido. Iñigo es algo más que un escritor para mí, y a día de hoy es un espejo en el que mirarme para mejorar, no solo como contador de historias, sino sobre todo, como persona integra y de las que dejan huella. Desde aquí quiero aprovechar para darte las gracias por tus sabios consejos y tu manera tan bonita de ver el mundo.

Después de estas lágrimas de admiración, creo que debo centrarme en su trabajo. «Les bizarres» es algo más que una novela o un género literario, es una forma sublime de utilizar las palabras y hacer con ellas lo que se quiera, en mi opinión: Pura magia. En la de mi querido y conocido por todos: Óscar Hyde, la mejor manera de violar un diccionario.

Nueva Orleans como escenario, una de las ciudades más características del «nuevo continente», donde personalmente siempre he imaginado el mundo que nos describe con tanta exactitud el escritor. Sórdido, con un aire plomizo y distinto al resto del mundo, donde parece que confluyen el bien y el mal a partes iguales y quien sabe, si como en esta novela, las criaturas de «Nocturnas» o «Híbridas» como Íñigo las cataloga, existan de verdad. Una de las puertas a otros mundos.

Sentirse cómodo y a gusto en un mundo así, es muy difícil y el autor lo consigue, pues la pieza clave de esta novela son los personajes. Originales y con un solo objetivo en la vida, amar y ser amados, porque aun siendo seres especiales o truculentos, todos tienen un corazón que los traiciona y los impulsa a hacer todo por ese vil sentimiento al que todos estamos enganchados como una droga. El amor no solo mueve el mundo, también los infiernos.

La originalidad de la que hablaba anteriormente, viene dada por la construcción de la historia. Fantasía terrenal, con toques de criptozoología que personalmente me fascinan. Un final, que en realidad es el comienzo de todo y cuatro relatos de diferente extensión, por la necesaria carga dramática que el autor intenta impregnar en la trama. Sutil, suculenta y elegante, salpicada toda ella de pinceladas maestras que recuerdan a Poe, Lovercraft, Stoker y muchos más.

Yo, de venas plañidas de romanticismo, me quedo con ese toque especial ambientado entre las palabras y los diálogos de cada personaje, que recuerdan esa época romántica y destructiva del maestro Poe, antes mencionado. Sin embargo, Íñigo impregna a cada personaje con su sabia lingüistica correcta, llenando, si cabe, de más matices la historia.

Los que ya habéis leído algunas de mis reseñas, podéis intuir que poco voy a destripar la historia y mucho menos después de haberla disfrutado tanto. No os haría un favor, creedme. Solo os puedo decir una cosa, la lucha acaba de comenzar en el submundo de Nueva Orleans y promete propagarse por todo el mundo, porque por amor todo es válido….hasta la muerte y la sangre.

Ahora me voy a dirigir a ti, Íñigo Gibernau Murré, no dudes de mi palabra ante lo expresado a continuación. Tienes por delante el futuro que tu quieras en este mundo, porque gente como tú no debe desparecer en el olvido de las letras. Enseñas como se debe escribir, como se debe disfrutar de una historia y consigues que amemos hasta a el ser más despiadado del mundo. Eso no es nada fácil.

Te toca a ti, lector…si dejas escapar esta historia, es muy probable que el hijo del hermano del diablo, te persiga hasta los infiernos. Tú eliges.

Mi mas sincera enhorabuena, queridísimo Íñigo Gibernau Murré.

Mi puntuación es de 9 sobre 10.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.