Sensaciones agridulces: II aniversario de la publicación de Llamada de sangre

En plena  75 edición de la Feria del libro de Madrid y habiendo pasado por ella este fin de semana pasado, las sensaciones dentro de mi son tan diferentes que no sé como explicarlo. Ayer se cumplieron dos años de la publicación digital de mi primer sueño literario » Llamada de sangre» y estar «Detrás de la barrera» al pasear por ese Retiro lleno de casetas contadoras de historias es difícil de llevar. La ilusión al ver a varios de mis escritores preferidos, entre ellos Julia Navarro a la que tuve el placer de conocer y que me firmara un ejemplar, he aquí la prueba:

IMG_20160605_163651

 

Fue algo muy especial, pero ahora mismo una de mis pocas ilusiones en la vida es poder estar sentado en una de aquellas «casas de cultura» y compartir algún que otro momento con los escasos lectores que me siguen. Soy realista, más que nadie, pero a la vez de no ser nadie, también me carcome por dentro el hecho de ver que hasta en la literatura se suben al carro gente que a lo mejor se ha leído menos libros que dedos tiene en las manos. Espero que se me entienda, a no todo el mundo le gusta leer y por ello no se le debe catalogar de garrulo, pero si el ver gente de la farándula (televisión, música, actores), que tienen todo su derecho y más de uno se sabe de buena tinta que se lo ha currado como nadie. Sin embargo, gente que no sabe ni hablar o que sea famoso por un canal de YouTube, lo siento, no me merece el menor de los respetos. Y para colmo las colas de estos personajes son más largas y extensas que la de cualquier escritor que lleva años o aquel que empieza con toda la ilusión del mundo.

En conclusión: para gusto los colores y así nos luce el pelo en este país. Porque ni yo soy nadie ni quiero serlo tampoco a costa de la necedad de alguno. Solo quiero que se me valore por lo que escribo, porque como bien digo y siempre diré: Jamás seré escritor, simplemente un aficionado a contar historias.

Ojalá los sueños no dejen de existir.

Óscar Lamela Méndez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.