¿Quien dijo que los sueños no existen?…

Hoy, hoy por fin es el gran día. Este año y medio de lucha a merecido la pena aunque sea solo por ver la portada de la novela en la página web de La casa del libro. Las sensaciones son tan inexplicables como primigenias. Me siento como un niño el día de reyes, nervioso y temeroso de recibir lo que ha pedido: que simplemente la novela guste y haga disfrutar a los futuros lectores.

Jamás me cansaré de dar las gracias a toda la gente que me rodea, la que me quiere, la que me aprecia e incluso a la que me odie o no valore, pues su negatividad la he sabido transformar en energía renovable.

¿Quien dijo alguna vez que los sueños no existen? Aquí tenéis la prueba de lo contrario. A partir de hoy esta será una de mis filosofías a seguir: Nunca te rindas, lucha por lo que crees.

Por último quisiera dar las gracias de nuevo a Ediciones Tagus por confiar en mi y en  mi humilde puñado de palabras para divertir al gran público. Sin su apoyo y valoración esto no habría sido posible.

Muchas gracias a todos y que la sangre os llame.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.