Un toque de terror

Sé de buena tinta que esta página esta dedicada a la literatura en si, pero no quería dejar pasar la oportunidad de dejar mi pequeña e humilde crítica sobre una obra de teatro que vi anoche con mi mujer.

Verónica es una obra que llegó a mis oídos a través de las ondas de Milenio 3 y del boca a boca de unos conocidos. Una de las actrices de la obra: Ana Villa, salió en el programa de radio hablando, no de la obra, si no de lo que le pasó a ella de joven con unas amigas al hacer el mal llamado juego de la ouija. Atraído por esa historia decidimos ir a ver la obra, cuyos parecidos con el caso real eran evidentes, pero no tan trágicos.

La obra en sí es sencilla. Cuenta la historia de cuatro amigas que se reúnen tras el paso de los años a través de una de ellas por cosas extrañas que le pasan a esta. Retornan a un lugar donde la tragedia marcó sus pasados y donde se juraron no volver jamás.

El ambiente recreado durante la escenificación esta bien conseguido. La oscuridad y los ruidos llegan a un punto en el que te hacen confundir lo que es real o dramatizado. En el apartado de actuación la cosa baja un poco de nivel. Las actrices a veces son poco creíbles, sobre todo una de ellas (sexóloga de la tele) a la cual se le ve que le faltan tablas aun. Por el contrario, los sustos durante la obra son inesperados hasta el punto de que en un momento de la acción el público se vuelve parte de la trama y eso gana en entretenimiento.

Para resumir, una hora y poco para pasar un «mal rato» acompañados de ….Verónica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.