¿Os gustan las preguntas del día?

De un tiempo a esta parte, y como habéis podido comprobar, los pocos que me leéis en este rincón, me he dedicado simple y llanamente a ir reseñando los libros que me voy leyendo con parsimonia, ya que me encantaría leer más, pero mis labores me lo impiden. Hoy sin embargo, me gustaría hablar de un tema en particular, sin dejar de lado la cultura, pero siendo fiel a mis creencias y sobre todo, siendo honesto con vosotros.

En primer lugar, y como ya he hecho en algún que otro Facebook Live, quiero hablar de algo que en un principio, más de uno tomó y sigue tomando a burla, ya que alguno me llama “majara” por ello. Era el 3 de noviembre de 2016, un jueves que no tenía nada de especial. Ese día se me ocurrió lanzar una pregunta en mi Facebook personal, pocos la contestaron, pero yo insistí al día siguiente con otra nueva y así, día tras día, poco a poco, la gente se fue animando. De ahí, pasé a hacerlo a mi cuenta de “escritor” y ya solo quedan tres meses para llegar a un año entero de preguntas, de las que sus respuestas cada vez son de más seguidores. Hay gente incluso que las espera a eso de las 10:00 de la mañana. y si me retraso me escribe por privado preguntándome si ese día no la lanzo…..

Con este experimento social, quise comprobar varias cosas, pero sobre todo, aprender del prójimo y llenarme de la sabiduría, los diferentes pensamientos humanos y porque no, enfrentarlos, pero siempre bajo una cortina de respeto y educación hacia los demás. Creo que lo he conseguido y he llegado a averiguar muchas cosas con respecto al ser que habita en este planeta llamado Tierra.

Somos mentirosos por naturaleza o en cierto modo, pudorosos a la hora de contar nuestros secretos más íntimos, estamos en nuestro derecho, por supuesto. Aun así, me parece muy curioso, que dependiendo de la pregunta que haga, la gente es políticamente correcta  o no. En la diversidad esta la riqueza de la cultura que suma poco a poco en nuestra consciencia y, por supuesto, sin respeto, no se puede llegar a la tolerancia, que creo que he conseguido con más de trescientas preguntas que llevo hasta ahora. Es por ello que os quiero dejar un resumen esquemático de las diferentes preguntas lanzadas y su repercusión:

Preguntas sobre política y religión: La más contestadas y las que han llegado a polemizar mucho, hasta el punto de rozar a la intolerancia de la que antes hablaba.

Preguntas sexuales: Mucha participación, pero aun la gente se esconde detrás de lo que debe aparentar de cara a los demás. Respetable absolutamente.

Preguntas existenciales: Para mi grata sorpresa, muy contestadas y ,es más, con unos raciocinios y valoraciones por parte de la gente increíbles. Quizás de las que más aprendo.

Preguntas culturales: Las que más me gustan, para que negarlo. Con ellas estoy aprendiendo mucho. Tanto a la hora de escribir y crear personajes o situaciones, como por supuesto, para hacerme con una gran biblioteca de libros pendientes de vuestras lecturas.

Preguntas morales o de actualidad: Otra gran suma de respuestas. Tan variopintas como poco ortodoxas.

El catálogo es muy extenso y solo he puesto las más relevantes, pero si es verdad que en términos generales, estoy muy satisfecho con ello y no os podéis imaginar lo que significa para mí a la hora de escribir y aprender de la sociedad en la que navegamos. Lo más curioso de todo, es el nivel de participación, según los días. El sábado es el más flojo y el más participativo es aquel en el que doy por completo en el clavo con la pregunta, no es un día fijo. A veces las preguntas que menos me espero, son las que más respuestas consiguen y por supuesto vuestra originalidad, raya la perfección.

No sé si a alguno les ayudará, espero que sí. Tanto como para aplicarlas en su día a día, o como consejo hacia los demás. Lo más curioso de todo, es que gracias a ellas estoy conociendo gente nueva, amiga de mis amigos y personas tan auténticas, que hasta han decidido “por su cuenta y riesgo”, comprar mi última novela.

¿Terapia? ¿Desahogo? ¿Conocimiento? ¿Aprendizaje? ¿Humanidad? Quizás con ellas haya podido arrancar la sonrisa a algún que otro seguidor y hacerle olvidar el día de mierda que lleva por el curro o, simplemente, el olvidar un poco todo. Reencontrarse con su antiguo yo, y porque no, hacer nuevos amigos.

Podría hacer un resumen general de lo visto hasta ahora, queda mucho y quizás no deba hacerlo, pero quién no arriesga, no gana:

Creé estas preguntas para tomar un pulso a la sociedad actual y hacer un sondeo entre los cientos de amigos que tengo en estas redes. Pensamientos, ideologías, sentimientos, valores y sobre todo, graduar el nivel de humanidad que nos queda aun, como he dicho antes, ya que creo que poco a poco el ser humano se va a la mierda irremediablemente. Nos vamos a extinguir de estupidez, por muchas cosas y una de ellas es por lo que es políticamente correcto, sin olvidar mi “querida” tele-basura. Ojalá esos segundos que tardas en contestar a mi pregunta, se vuelvan contra ti en forma de risas o recuerdos, porque al fin y la cabo las personas nos componemos poco a poco de eso, de momentos. La vida ya es demasiado dura como para enfadarse también con una simple pregunta. Sé que sabéis, que a veces busco la polémica, no voy a esconderme al respecto, pero es en esos momentos, en los que veo que las personas se abren más y son más valientes a la hora de contestar.

Por supuesto, hay un público fijo, que responde todos los días y a ellos en especial me quiero dirigir desde aquí para darles las gracias, por apoyar siempre mis locuras. Al resto, os doy las gracias igualmente y comprendo perfectamente que evitéis preguntas conflictivas o simplemente que no vayan con vosotros. No podemos gustar a todos, es así.

Quizás a alguno le haya rondado por la cabeza otra pregunta: ¿Cuando va a parar este pesado de hacer preguntas?….Puede que dentro de poco, esa sea la cuestión definitiva, ¿no creéis?. Mientras nadie diga lo contrario, seguiré dándoos la tabarra y trataré de mover vuestros adentros, vuestras creencias y por qué no, desquiciaros un poco.

Un abrazo muy fuerte a todos y nos vemos mañana con una nueva pregunta….

Óscar Lamela Méndez

 

 

Reseña de “La maniobra de la tortuga” de Benito Olmo

Como creo que ya he dicho en alguna que otra ocasión, cuando afronto una nueva lectura, afloran en mi nuevas ilusiones y miedos por saber con que me encontraré. Por otra parte, aquellos que leemos tanto y humildemente escribimos, nos percatamos con mucha rapidez del lenguaje y la forma de contar las cosas de ciertos autores.

Hoy tengo el placer de hablaros de Benito Olmo, paisano y, para mí, un gran escritor. No solo por el éxito que esta teniendo la novela de la que os voy a hablar ahora, sino para mí, por la capacidad que tiene de meterte en una historia tan sencilla y entretenida como es “La maniobra de la tortuga”. Un título que choca, pero que encuentra su significado a través de las páginas que devoras como si fuera un suculento manjar.

Un inspector de policía madrileño, es destinado a Cádiz por ciertos motivos personales, que no os voy a desvelar. Manuel Bianquetti se da de bruces con el asesinato de una chica que encontrarán en un contenedor de basura y lo peor para su ego, es que no le asignarán el caso. Viendo la incompetencia del cuerpo al que pertenece, decide investigar el caso por su cuenta y a partir de ahí todo cambia en su vida. Benito Olmo introduce una historia paralela, que mezcla y une magistralmente con la del protagonista y, que llenará su vida, hasta ahora vacía, por lo que le pasó un año atrás.

La personalidad extrovertida del inspector y su arisco comportamiento, hacen que choque con todos en la comisaría, pero siempre hay alguien que está dispuesto a ayudar al más “oprimido”. El caso, le lleva a descubrir un entramado oculto contra el que siempre se lucha en esta sociedad: el poder y el dinero. Traiciones, corrupción, violencia de género y el resurgir de un nuevo amor, hacen que la trama sea digna de lo que se rumoreaba por las redes. y confirmó en su día el propio autor literario y el director de cine Juan Manuel del Castillo, que “La maniobra de la tortuga” tendrá una película.

Personalmente, me parece factible, pues no es una historia tan enrevesada, a pesar de un pequeño giro argumental, que considero demasiado esencial en la trama, si no sería una novela muy plana.

Siendo gaditano, me ha gustado mucho los toques característicos de mi tierra y algunas de sus tradiciones, ya que aportan a la trama un gusto especial y cuidado, del amor que Benito tiene por nuestra tierra bañada de sal. Sin olvidar por desgracia, yo que llevo casi veinte años fuera de Cádiz, los tonos oscuros de nuestra ciudad: Paro, delincuencia y droga. A pesar de ello y con la ayuda de algunas localizaciones, fuera de la capital del arte y el duende, como El Puerto de Santa María o Puerto Real, dotan a la historia de una credibilidad más fuerte.

Me he divertido mucho y en cuanto he tenido ocasión de leerla de corrillo, se me han pasado las horas rapidísimamente. Solo me queda dar la enhorabuena a mi paisano y, a vosotros lectores, recomendaros un historia: fresca, hábil, sencilla y muy, pero que muy bien escrita.

Mi puntuación es de un 8 sobre 10.

Óscar Lamela Méndez

 

Reseña de “Sangre por sangre” de Jesús Fersán

Hay sensaciones que son absolutamente inexplicables a lo largo de tu vida, y para mí, una de ellas es sin duda, el enfrentarte de lleno a una nueva historia que leer. Abrir tu mente a un nuevo mundo y estacionar en el aparcamiento inmenso de tu memoria lectiva, las miles de historias que ya se ha bebido tu corazón. Sin embargo, leer una trilogía, propone otro tipo de sentimientos y si se saben llevar bien por parte del escritor, estos lo que te provocan es la avaricia sana de llegar al final de una historia que se ha alargado durante tres libros y de la que quieres saber por fin, cuales son las claves de su “alegato narrativo”.

Jesús Fersán ha conseguido esto y mucho más. Hace tiempo que no me metía de lleno en una saga y, la verdad, soy muy selecto con este tipo de propuestas, porque como ya os he dicho en algunas publicaciones anteriores: una trilogía es muy complicada.

Hay que saber dar con una historia que llene al lector y sobre todo, que no le deje indiferente a cada página que deja caer sobre su regazo. Este autor extremeño, afincado en el municipio de Leganés, en la capital de España, lo ha hecho. Una historia fresca, original y llena de los condimentos necesarios para que tu mente trabaje y especule durante casi mil páginas, quienes son los malos, los buenos y los que merecen vivir o no.

“Sangre por sangre” cierra una historia llena de muchos mensajes, pero quizás el más claro es: “Si se quiere se puede”. Esta sociedad en la vivimos y han creado unos cuantos a su antojo, es más fuerte que nadie y a la gente se le ha olvidado que nuestros padres y abuelos lucharon por lo que hoy tenemos y nos están quitando poco a poco. Quizás para algunos, la propuesta que nos sugiere el autor al final de esta saga, les pueda parecer que tilda un poco de ciertos aspectos comunistas…hay gente para todo. Para mí, es simple y llanamente, una forma de ayudarnos unos a otros y conseguir que la avaricia y el egoísmo, se erradiquen de una vez por todas.

Ideas nuevas y frescas, juventud e ilusión; son algunas de las leyes que conforman este entramado enclave que Jesús nos propone. Mezclado con la aventura, la acción, el amor, la traición y las conspiraciones necesarias para divertirte leyendo.

Como siempre os digo: No voy a destripar la historia, que os propongo, pero si que deis la oportunidad que se merece, a una original forma de ver el mundo y de plantearnos seriamente de que algo debe cambiar por el bien de la humanidad.

Todo en esta tercera historia sigue fluctuando dentro de tu cabeza: la música, los detalles pictóricos de los personajes y el ansia por saber que va a pasar con “Uge” y sus cuatro amigos. Más flashbacks, que ayudan a comprender la historia poco a poco y la importancia de cada personaje que el autor utiliza con buenos engranajes misteriosos. Una historia digna de leer con los tintes necesarios para convertirla en una película o una buena serie.

Mi puntuación es 7 sobre 10

Enhorabuena, amigo.

Óscar Lamela Méndez

La aventura continua…..Reseña de “Mar de sangre” de Jesús Fersán

A veces y solo a veces, se suele decir que segundas partes no fueron buenas, pero en esta ocasión no es así. Jesús Fersán con siguió en el al arranque de “Sangre de hormigón” que mi mente se quedara divagando sobre muchas teorías y en este segundo libro, empieza despejar alguna de ellas.

“Mar de sangre” no lleva por fin al tan deseado viaje de vacaciones de Uge y sus cuatro amigos. Inicialmente, un interesante flashback nos conduce al origen de una idea que se irá fraguando poco a poco, cuando los chicos lleguen a la isla de Ibiza. Allí conocerán también a grupo de chicas, a las que finalmente, les confesarán el plan que tienen reservados para ellos cierto magnate y amigo del abuelo de Uge. ¿Qué haríais vosotros si un multimillonario os ofreciera la oportunidad de dirigir un país? ¿Aceptaríais el reto?

Debemos recordar, que a estas alturas de la historia comprendida en estos tres libros, las sutileza y maestría del autor, nos va soltando a cuenta gotas varias de las claves que componen este puzle. Un grupo de mercenarios a las órdenes de una organización secreta, a desbancado cada una de las casas de la moneda de varios países, no lo olvidéis. En medio de la investigación y por azar, nuestros jóvenes protagonistas se ven involucrados y ahora uno de esos asesinos con su famoso gancho, no va solo detrás de ellos, sin que también intenta liquidar a todos aquellos policías que van tras él. ¿Lo conseguirá? Eso lo tendréis que descubrir por vosotros mismos.

Lo que si os puedo asegurar es que la muerte rondará cada esquina y las traiciones y giros argumentales, os dejarán pegados al sofá, a la silla de la playa o a cualquier otro lugar dónde decidáis leer “Mar de sangre”. La música sigue siendo parte de estas páginas y le da un aire entretenido a las situaciones de los chicos. Sin dejar detalles a ciertos libros, que ya he reseñado por aquí o a personajes reales que conoce el autor. Homenajes muy bonitos, por cierto.

Sabéis que no me gusta destripar mucho los libros que leo y que mis reseñas se salen de lo establecido. Me aburre un poco eso de “Sipnosis”, “Trama”, “Opinión personal”, yo voy soltando lo primero que se me ocurre o más bien, las impresiones que me ha dado el autor. Mezclado todo como un buen gazpachito, ideal para esta temperaturas. Sin embargo no os dejo sin alguna pincelada de ellos, para incitaros a su compra y lectura. “Mar de sangre” es uno de ellos y para todo aquel que no tenga vacaciones, se puede consolar con este libro que nos lleva por todos los hermosos rincones de la isla ibicenca.

El único punto negro que puedo destacar, es que la sucesión de acontecimientos banales, ralentizan un poco el ritmo del libro, pero no los suficiente como para dejar de leerlo, que quede claro.

Yo ya empecé el cierre de la Saga sangre…Me espera “Sangre por sangre” y el desenlace, que promete ser espectacular. Enhorabuena amigo Jesús.

Mi valoración es de 7 sobre 10.

Reseña de “Sangre de hormigón” de Jesús Fersán

Quizás lo haya dicho muchas veces, pero me vuelvo a repetir si hace falta: <<No me veo capacitado para escribir jamás una trilogía>>. Es por ello, que al enfrentarme a la lectura de una de ellas siempre suelo imaginarme con que me encontraré al leerlas. Pues bien, hoy me hallo en una caso especial, ya que algunos sabréis que tuve el placer hace unos meses de conocer al escritor del que hoy hablo y el honor de presentar curiosamente el libro que cerraba esta trilogía que él bautizó como “Saga sangre”. Esta última palabra nos ha vinculado y mucho, debido a que mi primera novela llevaba ese “distintivo” en su título.

Jesús Fersán  no es solo un hombre valiente al tirarse al ruedo de la literatura con estas casi mil páginas en total, es un soñador, un alma inquieta como la de más de uno que amamos esta profesión a la que tanto respetamos. Mi aprecio hacia su persona va más allá de las letras, pues desde un principio nuestras almas conectaron como lo hacen sus grandes y redondos ojos que te dan paz y tranquilidad con su voz calmada y amiga. Su historia es algo más que la locura de un culo inquieto, es algo que se sostiene principalmente por el realismo cotidiano que plasma en sus escenas y ese detalle que tanto adoro en un escritor cuando te describe a los personajes al dedillo. Una forma fácil de hacerte con ellos y a la vez complicada, pues no todo el mundo es bueno a la hora de detallar el aspecto de la gente.

Normalmente no me leo una trilogía de seguido si no me convence o me aburre, por eso en este caso he decidido acabarla entera después de leer la novela de la que hoy os hablo. “Sangre de hormigón” nos cuenta la historia de un grupo típico de amigos que planean unas vacaciones de verano, pero que por culpa del azar se ven envueltos en medio de una locura, que Jesús magistralmente no te desvela para incentivar tu curiosidad hasta límites insospechados. Toda narración necesita de un acontecimiento inicial que genere controversia y adicción…¿Qué mejor manera que hacerlo tras un ataque brutal a las casas de las monedas de varios países? Este hecho y una fuga que por desgracia para Eugenio, “Uge” para los amigos, se cruza en sus caminos tras una muerte inesperada, hacen que la lectura se intensifique con un personaje escurridizo para la policía e insufrible para la pandilla de jóvenes que los persigue irremediablemente. La base argumental se sostiene por el realismo de los protagonistas, su lenguaje sencillo y directo, y sobre todo por una idea que solo ronda en la cabeza del autor y que hace que juegue con nosotros y así no podamos sacar ninguna teoría al respecto. Como último detalle, por el cual quiero hacer una mención especial, es el tema de la música. Ya he leído a varios autores que le dan muchas importancia a ese tema y personalmente lo considero muy acertado. De hecho mi primera novela tiene muchos de esos detalles armoniosos que son tan necesarios en la vida cotidiana. La única pega que puedo ponerle a esta historia es que la trama a veces peca de un poco de peso y para mi humilde gusto se debería de haber descargado de peso y unirla más, dando más ritmo.

En resumidas cuentas y sin querer aburrir a nadie más, os recomiendo la lectura de “Sangre de hormigón” y os invito pues a que sigáis la saga como lo estoy haciendo yo. Enhorabuena querido amigo y mucha suerte como siempre.

Mi valoración es de 7 sobre 10.

Óscar Lamela Méndez

 

 

 

 

 

Mónica Molner

Es una frase hecha, pero en este caso viene al dedillo: “Mente sana in corpore sano”. Hoy inauguramos de nuevo una sección que dejé olvidada y tanto me gusta: las presentaciones de autores. Y que mejor manera que con una especialista en la medicina, que cultiva la mente de la gente con su profesión y su pluma.

Mónica Molner Andrés nació en mayo de 1973 en Valencia.
Dedicada al mundo de la Medicina y la prevención de la salud en los últimos años desde la planificación familiar.
Estuvo como médico de familia rodando por consultas de primaria, pediatría y urgencias.
Formada en Medicinas complementarias, trabajó como médico naturista y homeópata y colaboró en la preparación al parto en la clínica Acuario de Valencia. Toda una profesional, como podéis ver.
Alterna el mundo de los libros con la actividad de mamá de 2 hijas divinas. Algo nada fácil hoy en día.
Su primera incursión literaria fue “Allioli en la Malvarrosa” que tuvo también una edición en valenciano y parte de sus beneficios son destinados hoy día a la Ong Abay que trabaja en Etiopía, en un programa de planificación familiar, así es como si ya tuviera un pie en su continente pendiente.
Su sueño literario no acaba aquí, pues su segundo libro ya está en marcha y seguro que caminará por la misma senda que el primero.
Desde hace unas semanas esta incluida en el catálogo de una nueva página creada para dar cobertura a los autores noveles, llamada www.sabesleer.com
Como podéis intuir sus inquietudes frente a la vida no paran de evolucionar, tanto por su profesión, como por los sueños que seguro alcanzará en su vida literaria.
Desde aquí os lanzo el reto de averiguar más sobre esta valenciana llena de vida y sobre todo sobre su ópera prima “Allioli en la Malvarrosa”.
Sus redes son:
Espero haberos convencido. Muchas gracias por participar en este rincón querida amiga y mucha suerte con tu forma de alegrarnos la vida de la mejor manera, a través de los libros.
Óscar Lamela Méndez

Presentación de “Los pasos del fin” en mi tierra. Un sueño hecho realidad.

Sería mentira si os dijera que no había soñado jamás con un día como el de ayer, 23 de junio de 2017. El día en que presenté en la tierra que me vio nacer, una novela, una historia, un sueño hecho realidad. En este caso mi segunda libro y el primero en papel. De antemano os debería pedir disculpas porque seguramente la palabra que más se repita en este artículo sea un enorme “GRACIAS”. Gracias a todos los que compartisteis un ratito de vuestras vidas ayer conmigo y venir a ver a este humilde loco en la librería LAS LIBRERAS de Cádiz. Gracias a las chicas de dicha librería, que de no ser por ellas y por el esfuerzo al que se vieron sometidas con la campaña de los libros de texto encima, no hubiera sido posible nada de lo vivido ayer. Por supuesto y como siempre, a mi editor y amigo Guillermo de los Mozos, pues sin él, nada de todo esto sería posible hoy día. Y en especial a mi cuñado y amigo Manuel Devesa, que hizo un esfuerzo sobrehumano por estar a mi lado y tener el privilegio de ser presentado por él. Estaré en deuda contigo por y para siempre.

Debo confesaros que al llegar allí a las seis de la tarde, no las tenía todas conmigo. Eran las 18:20 y a falta de cuarenta minutos del empiece, pensaba que no vendría nadie. Poco a poco los minutos caían, llegaban mis familiares y entre risas con mis cuñados y los continuos flashes y ruidos que producía mi hermano Rául, que ayer se encargó de ser el fotógrafo del evento y al que evidentemente le agradezco en el alma todo lo que hizo ayer por mí, los nervios iban atacando mis extremidades sin remedio alguno. Para colmo, esa misma mañana me vino a visitar uno de mis maravillosos amigos a los que tanto cariño les tengo: los cólicos. Estuve apunto de suspender el evento por el insufrible dolor que me mantuvo en jaque durante la mañana, pero mi tenacidad o más bien mi tozudez y la ilusión que me corría por las venas yendo toda la mañana de arriba a abajo con mi suegro comprando las cosas del evento, y al que por supuesto le debo todo lo de ayer con respecto a ese apartado, ya que me ayudó como nadie, saque la cosa adelante. Sin olvidar a mi suegra, mi adorada madre y mi tía, que me hicieron parte de la comida del catering.

                       

La introducción por parte de mi cuñado fue espectacular a pesar de sus miedos, porque yo jamás dudé de él. Me ayudó a desconectar un poco de los nervios que me atenazaban y a ver con claridad que no debía temer nada….Estaba rodeado de mi gente. Además y como ya pude comprobar en otros casos, me vi sorprendido por la visita de gente que no esperaba, al igual que triste por la gente que no pudo venir por diferentes circunstancias. Aunque estos últimos no se van a librar de llevarse un ejemplar de “LOS PASOS DEL FIN”….Que lo sepáis.

   

Traté de hacer pasar un rato agradable a mis lectores, pero sobre todo hacerles ver que esta novela no era simplemente una locura surgida de mi cabeza, sino parte de lo que pudo ser la historia de nuestra cuidad y hacerles llegar humildemente un trozo de la vida de la gente que fundó este rincón que tanto amamos los gaditanos. Mezclado por supuesto con la intriga, el misterio y los enigmas de una cultura milenaria.

                    

                   

Los que me conocéis, sabéis de sobra que nunca me rindo y que poca gente me gana a ser uno de los maratonianos soñadores que se atreven a echarle cara a la vida. Después de lo vivido ayer, mis dudas, mis temores y sobre todo mis bloqueos ante una página en blanco, se quedaron hechos cenizas. Los culpables fuisteis vosotros y el interés que habéis mostrado ante mi futura tercera novela. Sin obviar el hecho más bonito que le puede ocurrir a un contador de historias como el que os escribe: las ganas de retomar la lectura o de empezar a leer por culpa de mis novelas, relatos o cuentos, como me dijisteis ayer más de uno.

      

La rueda de preguntas fue muy amena, aunque en un principio más de uno se viera avergonzado a la hora de lanzar una duda o cuestión al respecto de “LOS PASOS DEL FIN” o sobre mi persona. Debo confesar que finalmente más de una y de dos de las preguntas que se formularon ayer tarde, eran las que esperé en mi presentación de Madrid y que no se dieron y fue un gusto contestarlas. A pesar de que alguna fuera ciertamente difícil de resolver, por culpa de la elección de una u otra novela o personaje.

El evento fue cubierto en directo a través de Facebook live y fue un placer leer comentarios en directo de varios seguidores que lamentaron no asistir o el estar de acuerdo con alguna de mis respuestas a las preguntas del público. Una vez acabada la prueba tortuosa de preguntas, que fue peor para los asistentes que para mí, se dio lugar a la firma de libros y un catering que fue acogido con mucha expectación, pues como suele decir mi suegro con mucho arte: ¡El hambre es muy mala!

El momento más esperado por un autor es este. Te encuentras cara a cara con los que serán tus verdugos en las horas venideras de lectura y te sientes tan feliz como agradecido por morir a los pies de sus críticas, tanto buenas como malas. Los nervios o la vergüenza desaparecen y se muestran agradecidos por tu trabajo y una dedicatoria que particularmente, siempre las hago personalizadas, un detalle obligado por todo escritor, ya que sin ellos estos sueños no son posibles. Te preguntan, curiosean y sobre todo nos conocemos cara a cara, ya que algunos solo nos habíamos visto por Internet (algo que debo agradecer enormemente a ellos). Sois muy grandes.

Mi único deseo, como dije en esta presentación, es ofrecer la oportunidad a mis lectores de que se diviertan leyendo y que les quede la sensación de que ha merecido la pena la compra y las horas echadas delante de “LOS PASOS DEL FIN” …Una novela hecha con el corazón y con la firme convicción de que os enganchará de principio a fin.

Para terminar, quiero dar las gracias al artista y pintor gaditano Fernando Devesa Molina, que tuvo la amabilidad de ceder la obra que dio vida a la portada de esta novela. Sus consejos, aportación y creación de este lienzo han hecho de ella una portada perfecta.

Lo dije ayer y me vuelvo a repetir, daros las gracias es ya un insulto, porque jamás estará a la altura de vuestra grandeza como seres humanos y seguidores de este humilde y loco corazón contador de historias.

Se os quiere mucho, muchísimo. Hasta muy pronto.

Óscar Lamela Méndez

Nuestra Rubita

Es la primera vez desde el 2013 que me enfrento a un papel en blanco totalmente desarmado y a pecho descubierto. Podría intentar camuflar cada uno de mis sentimientos de mil maneras y con metáforas a la altura del mayor de los poetas, pero jamás sería capaz de describir este dolor que siento ahora mismo y que perdura desde las 13:48 horas del pasado 10 de junio cuando viniste al mundo. Esa sensación al ver tu carita por primera vez no tiene definición posible en este mundo.

Es curioso pensar que hasta ahora, había creído que la pasión o el soñar despierto, eran sentimientos  que ya había vivido en mi vida después de casi cuarenta años, y a la vez, es tan satisfactorio, que la misma, me dé de nuevo una lección inolvidable. Soy padre de una preciosa princesa de catorce añitos, de la que no puedo sentirme más orgulloso y cuyo amor es tan infinito como el que siento ahora mismo por ti, pero debo ser sincero no solo con vosotros, sino sobre todas las cosas conmigo mismo. Por entonces tenía veintiséis años y todo fue un shock en una etapa de mi vida en la que no me arrepiento de nada, pero que es totalmente diferente a lo que me hace sentir hoy día la que, no solo es mi mujer, sino la que es: el regazo que busca mi alma para descansar cada anochecer. Una mujer desgarradoramente valiente y que se ha portado como o una campeona desde el minuto uno en el que tu cuerpecito dijo que ya no quería estar más en su vientre. Te ha costado salir cuarenta y una semanas más dos días, pero la espera ha merecido la pena, porque eres lo más bonito que he visto jamás.

Compadezco ciegamente a todo aquel que haya tomado la decisión de no ser padre en la vida, pues os aseguro y afirmo, que jamás conoceréis o miraréis de frente al amor más puro que pueda existir en vuestros corazones. No es una crítica, y os pido perdón si causo alguna molestia o levanto alguna ampolla con lo que voy a decir, pero os hablo desde lo más profundo de mi corazón. Ser padres es lo más bonito que la vida nos puede regalar.

Mis más allegados saben lo que me pasó el segundo día de vida de mi segunda princesa y hoy, 14 de junio de 2017 a las 3:15 de las madrugada, lo voy a compartir con todos los que me leéis. Eran las 4:25 de la madrugada del pasado domingo, habitación 31 de la quinta planta de maternidad del Clínico de Madrid y este que os escribe, empezó a leer a #NuestraRubita, como ha titulado mi hermana Ana Mari el hastag familiar del momento, un cuento que meses atrás le compré por Internet y que se llama: “La niña que perdió su nombre”. Míriam, mi mujer, mi amiga, mi compañera y la superheroína que trajo a mi hija al mundo en solo seis horas, alumbraba en la penumbra de la vigiloa de aquella habitación con la linterna de mi móvil, dicho cuento, el cual no leí en ningún momento previo y estrené esa noche. Las primeras palabras salieron de mi boca buscando un lugar en mi garganta en el que aferrarse y no provocar el temblor de la emoción en mi voz y lo consiguieron. El amor por aquella personita de apenas tres kilos y cincuenta centímetros de longitud borró de un plumazo las horas que llevaba sin dormir y el castigo que me infringió aquel sillón del demonio. Las palabras bailaban sobre mis labios y se convertían en sentimientos hacía mi hija. Tal fue la comunión que se forjó entre aquel cuento y mi amor, que madre e hija se fueron con Morfeo a conocer el mundo de los sueños y este loco de atar, se quedó mirando a la luz de emergencias de la habitación rememorando cada uno de los momentos vividos segundos antes…..Algo que quedará grabado en mi ser hasta que me vaya.

No tengo ni idea de la infinidad de fotos que habré hecho hasta ahora y la de minutos y horas que me he pasado mirando fijamente esa boquita de piñón heredada de su madre y esos ojos ávidos por conocer mundo y de los que todo el mundo habla con pasión. Un cielo hecho carne sobre este pasto terrenal que hace que hasta una persona ajena, muera de amor al verla. Podría hablar la pasión de un padre ciego que no ve más allá de su amor, pero la cantidad inexpugnable de escritos en redes sociales o mensajes personales sobre #NuestraRubita me hacen ver, que no solo habla la baba que se me cae al adentrarme en su piel al olerla o el negarme a dormir teniéndola a mi lado por perderme un segundo se sus gestos o espontáneas sonrisas que hacen vibrar mi corazón como los besos de su madre.

                                                                                                   

Naya, es ridículo decirte que te quiero o que te amo con todo lo que soy. Es obsoleto y precario jugar con las palabras para provocar el llanto de unos o las lágrimas que ahora mismo estoy derramando por ti mientras escribo estas frases. No están ni estarán jamás a la altura de tu ternura.

“N” de nunca. Nunca dejaré que camines sola por la vida. Seré tu sombra para cobijarte del sol, tu pañuelo de sentimientos, tu rincón secreto en el que resguardar tus vivencias y el pilar que soporte todas tus penas y dolores para convertirlas en risas y despreocupaciones.

“A” de amor. Amor por cada uno de tus gestos, amor por cada una de tus decisiones y pensamientos. Seré lo que quieras que sea mientras que no dejes de quererme. Romperé el tributo que ofrece el tiempo al infinito por ser tu consejero más fiel y viviré cada segundo de mi vida por verte feliz una y otra vez.

“Y” de “Ya”. “Ya” por verte sonreír por primera vez y todos los días de tu vida. “Ya” por tus primeros pasos, tus primeras palabras, el simple ajetreo incontrolado de tus bracitos buscando un lugar en el que agarrarte y ser yo ese bastón en el que apoyar tus miedos. El “Ya” que fulmine tus penas con el beso que se derrite en mis ojos con la mirada nublada que ahora mismo vela tu vida y del que me pregunto donde andará y que pensará.

“A” de ahora. Vivir tu vida sin tiempos que me lo encasillen. Disfrutar tus gestos, tus llantos, tu primer biberón, tu primer baño, tu primer paseo por la calle, tu primer todo cada vez que lo hagas o lo viva a tu lado; porque esa ilusión que siento cada día al mirarte a la carita después de tan solo cuatro días de vida, me hacen sentirme el hombre más feliz de la tierra y el más afortunado.

                                                                                                                                        

No puedes, ni podrás asimilar jamás, el amor que rodea tu vida. Una familia que te ama con locura sin conocerte aun en persona, que dormiría a los pies de tus desvelos por ser parte de tu vida y que cuenta las horas por achucharte hasta el extremo de devorarte de amor. Provocas risas, llantos de felicidad y haces que el mundo se reencuentre con aquella humanidad de la que tantos hemos perdido la esperanza.

Una hermana que a pesar de su edad, no asimila el como una cosa tan pequeñita es parte de su sangre y que deja caer sus lágrimas al pensar en todo lo que le queda por delante para disfrutar de ti y ayudarte a vivir en este mundo que sé de buena tinta, que construirá para ti con la misma ilusión con la que ella vive su vida cada minuto.

Basta decir que mamá y este que te escribe, jamás te inculcarán nada de aquello que esté establecido por la sociedad que nos oprime y que dejaremos que tu corazón sea libre desde el minuto uno de tu existencia. Simplemente seremos ese sendero que te guíe por el buen camino….Bueno, todo esto es muy bonito, pero también debemos confesarte que intentaremos inculcarte el frikismo que nos corre por las venas a tu madre, hermana y a mí, sin remedio. Somos así y no podemos evitar eso.

Bromas a parte y malabarismos de palabras en fueras de juego, voy a decirte lo que eres para tu madre y para mí. Eres nuestra razón de ser, el fruto del amor más puro que ya creímos perdido, la esperanza que todo ser necesita para seguir viviendo y sobre todas la cosas: la única unión necesaria de nuestros corazones con este mundo.

No sé si he provocado o no alguna lágrima a todos aquellos que han leído este humilde artículo. Jamás ha sido mi intención, pero si os puedo asegurar que acabo de abrir mi corazón de par en par como los rayos de sol de cada mañana que anuncian que un nuevo día viene a bendecir nuestras vidas.

Gracias mi vida. Gracias por golpear los caminos de mi vida con tus pequeños latidos y hacer de mamá y papá, el tesoro donde esconder su amor hasta más allá de los confines de la eternidad que nos gobierna.

Te quiero Naya, no puedo decir más.

Óscar Lamela Méndez

Reseña de “AlertaZ Renacer” de Xevi Vila Coll

Algo tan de moda últimamente como son los zombis y el apocalipsis, es lo que nos ofrece por segunda vez este escritor gerundense, el cual ama el arte inculcado desde pequeño por su padre, como la pasión por el rock. Su primera novela “Alerta Z Ébola” con el que arrancó esta saga que lleva a la destrucción del planeta por culpa del peor enemigo de la humanidad, el mismo.

Un grupo de tantos supervivientes, en este caso de la zona catalana de Gerona, tratan de seguir adelante después de todo lo sucedido en una aventura llena de destrucción, muerte y desgarro humano vivido a través de los diarios de un protagonista, el cual no sabemos su nombre.

Durante ciento cuatro días, Xevi nos llevará a través de la vida y pensamientos de un hombre que vive atormentado por el lastre que ha dejado la podredumbre humana y de la que debe escapar junto a su “familia”, no solo compuesta por su mujer Cristina y su hija Alba, sino también por el resto de supervivientes de la primera novela. Todo comienza en el mar, sobre un porta aviones, pero por causas ajenas a ellos mismos, deben abandonar el lugar y empezar a sobrevivir en tierra.

Particularmente, creo que el autor refleja muy bien los aspectos primordiales de una vida basada en la más pura supervivencia, sin dejar de lado la crítica profunda a una sociedad actual que podría no andar muy lejos de esta realidad apocalíptica, según los últimos acontecimientos. Sin embargo, creo que a la novela le falta cierto ritmo que pide a manos llenas este tipo de historias. Personalmente creo que el centrarse en los diarios puros y duros de una sola persona, le resta la acción y emoción que puede darte los diálogos entre personajes, a los que creo que le falta alma por esa misma razón.

Sin embargo, el envite lo salva con un desenlace bastante original y paradójico, que incluso puede llevarte al desconcierto total, pero aderezado con matices dignos de un guión de cine.

Desde aquí quiero felicitar al autor por el esfuerzo desarrollado en un medio tan difícil y de moda como el apocalipsis zombi y darle las gracias por confiar en mí para reseñar su segunda novela, que va viento en popa en Amazon y en papel.

https://www.amazon.es/Alerta-Renacer-Xavier-Vila-Coll-ebook/dp/B072BY7G8G/ref=sr_1_1?ie=UTF8&qid=1497053548&sr=8-1&keywords=alerta+z+renacer

Mi puntuación es de 6,5 sobre 10.

Óscar Lamela Méndez

Como siempre: A sus pies….Reseña “La clave esta en Rebeca” de Ken Follet

Son esas veces, las mismas de siempre en las que sin quererlo o por una simple conversación, salen a la luz los grandes autores. Uno peca de saber y como dijo el sabio: yo solo sé que no se nada. Uno de mis ídolos, como ya todos sabéis, escribió esta novela de la que hoy os quiero hablar, allá por 1980. Yo tenía tres añitos y es hoy con casi cuarenta cuando se destapa en apenas una semana ante mí, una novela con la que todos deseamos encontrarnos. De esas en las que odias las noches porque como inútil ser humano, tienes que dormir si o si.

“La clave estas en Rebeca” es una novela de intriga y espionaje, al más puro estilo de la época en la que transcurre. Situada en el inconmensurable Egipto y su misterioso El Cairo en plena Segunda guerra mundial, dos hombres están condenados a enfrentarse de una manera u otra por la supervivencia del país por el que luchan y sus propias vidas. Alex Wolff, espia alemán e hijastro de un importante hombre de negocios egipcio se infiltra en la capital egipcia para intentar ayudar al ejercito nazi y así poder expulsar a los aliados del norte de África. En el otro bando, se encuentra el oficial inglés William Vandam un hombre de una rectitud y amor por su patria que lo llevará tras la captura obsesiva de Wolff.

Todo se inicia tras el desafortunado encuentro de este espía alemán con un cabo inglés al que mata. Un juego al más puro estilo del gato y el ratón. En sus vidas se cruzarán dos mujeres, que los ayudarán en todo lo posible a ambos hombres por conseguir su meta.

Wolff tiene una forma muy particular de ponerse en contacto con su superiores alemanes, que esperan impacientes a las afuera de la capital egipcia para atacar. A través de una radio y un código transmitido con un clave sacada de un libro llamado Rebeca, este espía intenta acabar con el ejercito aliado.

La tensión durante toda la novela es asfixiante y te lleva por una continua y trepidante persecución, donde el amor, las traiciones y el poder, serán los ingredientes especiales y necesarios para dar a la trama una jugosa forma de enganchar al lector y beber sorbo a sorbo una novela de este genial autor gales.

Sé que a lo mejor he destripado demasiado para el gusto de muchos lectores, pero os puedo asegurar que os encontraréis con un libro difícil de olvidar y pasaréis una horas de lectura apasionante. Yo en cuanto terminé su lectura me fui corriendo al ordenador para descargarme la Serie/Película y disfrutar de 194 minutos en imágenes de una historia que os gustará seguro.

Gracias maestro.

Mi valoración: 8 sobre 10

Óscar Lamela Méndez