Presentación de “Danza de letras” de Noelia Alegre Díaz

Los que me conocéis, sabéis que no falto a mi palabra y es por ello, que antes de nada, quiero pedir disculpas a mi querida amiga Noelia por mi parsimonia. Como se suele decir, más vale tarde que nunca, pero las razones son de peso. De hecho, estoy escribiendo esta crónica con mi hija en brazos y con una sola mano. Hoy día es lo que toca….

                

El pasado fin de semana, concretamente el 12 de enero de este recién estrenado 2018, se cerró la “trilogía” de presentaciones organizadas por la asociación cultural “Página en blanco”, a la que pertenecemos Noelia y un servidor, precisamente, con la puesta de largo del poemario de nuestra querida poetisa. El encuentro fue muy especial, a la altura de la eterna sonrisa de nuestra amiga y gracias a la librería “La libre de barrio” de Leganés, un lugar que apuesta por la cultura y la promoción de todos los eventos posibles, que unifiquen a las personas y las artes de todo tipo. Presentado por su editora y también escritora, Ana Cotto Fernández del sello editorial Forjadores de sueños, el  evento estuvo marcado por todo ese halo de magia que nos deja la poesía por todos sus rincones y como bien definía Noelia: Llenos de sentimientos, como su libro.

                   

Fue una presentación distinta, ya que no solo se habló de los típicos pormenores de la creación de “Danza de letras”, sino que hubo una bonita interacción entre los allí presentes, recitando algunos de los poemas de la escritora y con el aderezo de la original propuesta de acompañar esos versos, con imágenes cedidas por el también autor y excelente persona David J. Skinner, pareja y mayor crítico de la autora, como ella afirmaba.

Particularmente y después de oír las declaraciones en su momento de Noelia, debo discrepar con ella. Para mí, la poesía es mucho más difícil que escribir una historia, pues llegar al corazón de un lector a fondo, solo se consigue con el alma que te otorgan unos versos y eso no está a la altura de muchos. Un poeta o una poetisa, son para mí, personas tocadas por la varita exclusiva de los sentimientos más puros y eso, eso es precisamente lo que nos ofrece “Danza de letras”. Sencillez, sentimientos a flor de piel y una manera entrañable de volver a nuestros orígenes, con el convencimiento absoluto por parte de la autora, de ganar tu corazón a través de latidos escondidos entre sus versos.

Hay dos amantes que están condenados a entenderse el resto de sus días y esos son: el amor y la poesía. Nadie puede vivir sin ambos y el que lo haya conseguido, es porque jamás a descubierto la magia de ambos. Brindo por ti, Noelia, por tu sonrisa eterna, tu dulzura, tu fuerza de voluntad y tu grandioso esfuerzo por ser de esas personas que no va a dejar que la poesía muera.

Muchísimas felicidades y te deseo todos los éxitos del mundo, porque te lo mereces.

Óscar Lamela Méndez

Fotografia: Óscar Lamela Méndez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *