Presentación de #MalditaGuerra de Javier Fernández Jiménez

“Es la cruda realidad”…siempre le he dado vueltas a esa frase. ¿Hay algo más cruel que enfrentarte a otra persona por unos ideales? A muerte, sin importar quién es esa persona y sobre todo, sin pensar, que como tú, él también tiene familia. En la guerra no hay enemigos, hay personas que se matan unos a otros. La guerra es un negocio y no solo por la venta de las armas, es un negocio que trafica con nuestros sentimientos hasta los rincones más insospechados de nuestro corazón y eso, señoras y señores, es la humanidad. Triste y simplemente eso.

 

 

El pasado viernes, tuve el placer de asistir en la Librería La libre De Barrio de Leganés, a la presentación de un autor, un comunicador y para mí, sobre todas las cosas, una grandísima persona a la que admiro mucho. Javier Fernández Jiménez se define, al igual que yo, como un “contador de historias” y para mí, personalmente, es algo más que eso. Él es un soldado de la humanidad, y ¿sabéis por qué?, porque lucha con toda su alma por la literatura y os preguntaréis aquellos que también escribís: ¿Yo también lo hago? Quizás amigos, pero cuantos de nosotros se deja la piel, día tras día, en inculcar la lectura y los mejores valores a los niños, no solo con sus libros, sino con charlas en colegios, programas de radio dedicados exclusivamente a los pequeños y una infinidad de cosas que no os podéis imaginar. Y todo eso gratis. ¿Tiene más valor? Puede ser, pero Javier no es de esos que se casa solo con el vil material, se casa con el compromiso de ser una persona integra y llena de “valores y valor”.

 

        

 

#MalditaGuerra es la culminación de un trabajo realizado en 10 años. Varias etapas pasadas por el autor y vividas de cerca o de lejos alrededor del mayor negocio de la humanidad. Compuesto originalmente por una mezcla suculenta de relatos y poemas, llenos de la más vil crudeza emocional y sin dejar de lado lo más importante: ese canto soñado por todos hacia la esperanza.

Familias, amigos y conocidos enfrentados por unos pensamientos elegidos a dedo; el maravilloso hallazgo del primer amor, en medio de los escombros y los cadáveres; la lucha por sobrevivir y lo más difícil de todo: hacer ver a los lectores, que no hay bandos buenos o malos; como dice Javier: “Simplemente personas”.

El acto lo inauguró Carlos Arroyo. presidente de la asociación Página en Blanco a la que pertenecemos Javier y quien os escribe. Creada para fomentar la cultura en Leganés, con visos de crecer hacia más localidades. Después, antes de la intervención de Javier, lo presentó el editor y co-fundador del sello editorial Diversidad Literaria, Guillermo de los Mozos. Una editorial que muchos ya conocéis y donde nació también mi segunda novela. El sueño de unos autores hecho realidad, publicar a la gente que quiere y necesita contar algo. Aquí Guillermo, defendió y definió la obra de Javier, quizás mejor de lo que yo, lo estoy haciendo ahora y ensalzando todos esos valores y virtudes del autor.

 

    

    

 

Tras las dos estupendas intervenciones, Javier se quedó sin palabras. La mejor manera de arreglarlo fue con la lectura de uno de sus micro-relatos…esos zapatitos rojos que marcan brutalmente la portada de este libro. Una foto conseguida tras meses de búsqueda por parte de un amiga fotógrafa del autor. Si todo aquel atrezo de emociones, lo salpimentamos con las imágenes brutales de la guerra en un proyector, el corazón se te encoge de emoción. Para colmo, Javier tuvo la suerte de que el escritor e ilustrador Santiago García Clairac, cogiera uno de sus ejemplares y lo llenara de dibujos inspirados en los relatos y poemas del autor, un libro único convertido en una joya y que Javier, nos deleitó con dos imágenes ampliadas en dos póster magníficos.

 

      

 

Como gran comunicador y después de una exposición genial, Javier incitó a que el público interactuara con sus preguntas y pensamientos, sobre un tema tan delicado y tan poco informado como la guerra, porque aunque no lo creamos, es así. No sabemos ni la mitad de lo que los medios de comunicación nos cuentan y vivimos detrás de una cortina de humo brutal. Por eso, los presentes en el evento, contaron sus propias experiencias, desgarradoras y tristes.

 

    

 

Para mí, fue una presentación deliciosa, original y llena de un único mensaje: La guerra es simple y llanamente, gente que mata a otra por sobrevivir y el único que pierde es siempre el ser humano.

La firma de libros puso el sello de oro y se notó en los ojos del autor, la ilusión por que todos y cada uno de los presentes, se concienciara de lo trasmitido por este libro.

 

    

 

Gracias Javier por una bonita tarde y por tus sabías palabras.

Mi puntuación sobre #MalditaGuerra es 9 sobre 10.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *