Presentación de la novela “Sangre por sangre” de Jesús Fersán

En esta vida, una de las mayores virtudes que puede adquirir el ser humano es la humildad y sobre todas las cosas, quizás el seguir un buen consejo. Para bien o para mal, mi alma siempre será un pozo vacío, loco por llenarse de sapiencia y del sabor de la buena gente. Con ello solo os quiero decir que creo que una de las cosas que me han hecho mejor persona a lo largo de los años, ha sido rodearme de gente auténtica. Olvidar o desterrar las sombras tóxicas, ayudar a todo aquel que lo necesita de corazón y respetar a los demás, son varias de las premisas que trataré de inculcar a mi futura hija.

En apenas un mes he tenido el placer de conocer a un hombre puro, llano y con las ideas muy claras. De esas personas que agradecen los gestos y sobre todo que tratan de regalar su arte sin pretensiones.

Ayer fue un día muy bonito. Tuve el placer de presentar el cierre de una saga literaria llamada por su autor “Saga sangre”. Jesús Fersán es un extremeño afincado en Leganés desde hace muchos años, conduce la línea 484 de autobuses y su pasión por la literatura le han llevado a regalarnos a todos esta magnífica trilogía: “Sangre de hormigón” “Mar de sangre” y “Sangre por sangre”.

  

Debo ser sincero con vosotros y confesaros, al igual que hice ayer en la presentación a los asistentes, que no he leído aun nada de Jesús. Es la primera vez que me pasa esto y os puedo asegurar que será la última, porque no me gusta faltar el respeto a un autor así. Si lo he hecho es porque Jesús me mostró desde un principio su humildad, sinceridad y apoyo, además de que es amigo de otra gran persona como es Miguel Ángel Zambrano, al que también tuve el honor de presentar en la biblioteca de El buen retiro.

Salvé el envite como pude y desde luego, tratando de ser lo más honesto posible con el autor y los presentes. No fue difícil, pues los que nos acompañaron en la Casa de la cultura de Extremadura de Leganés son encantadores. Fue un evento cargado de muchos recuerdos por parte del autor y anécdotas que le fuimos sacando con nuestras preguntas. Una forma sencilla y abierta de mostrar lo que ha sido un trabajo muy duro y que poco a poco está dando sus frutos.

    

Jesús esta hecho de una pasta distinta, de esa que necesita esta intoxicada humanidad y lo reflejan sus actos. Yo me quise negar a hablar nada de mí o de mis obras, pero él me animó y prácticamente me obligó a hacerlo. Con deciros que vendí dos de mis novelas y que para octubre tengo pendiente una presentación de “Los pasos del fin” en esa misma casa extremeña. Una bonita locura que le agradezco desde lo más profundo de mi corazón.

Como le dije a Jesús, tengo pendiente sus libros y pienso hacerlo cuando acabe con Follet y mi compañero Xevi Vila. Tras varias charlas e impresiones causadas por sus palabras, estoy seguro de que la “Saga sangre” me va a quitar gustosamente horas de sueño. Pues su estilo es muy parecido al mío, jugar con los lectores a gato y el ratón.

Gracias por todo amigo y como dije ayer y en varias ocasiones: me tienes para lo que necesites y esta amistad seguirá fraguándose como el hormigón sobre un mar de letras y se sellada, como no, con sangre. Muchísima suerte en todo lo bueno que te queda por recibir.

Óscar Lamela Méndez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *