Presentación “Los pasos del fin” ….Un sueño hecho papel.

Nadie que me conociera diría por aquel 2013 que el sueño de un loco se haría realidad tal día como ayer 26 de marzo de 2017. Los sueños no son solo sueños, son metas que uno mismo debe ponerse en la vida para así disfrutar de ellas tan intensamente como late un corazón cuando está enamorado. Sé de muy buena tinta que durante estos años ha habido personas que sin decirlo, me han podido tachar de loco o simplemente se han reído de mí por el simple hecho de querer disfrutar de algo tan hermoso como es la literatura.

A día de hoy soy muy consciente de que no he hecho nada del otro mundo y que no soy nadie, ni pretendo serlo. Muchas veces he dicho que yo no soy escritor, ni me considero como tal. Soy sencillamente un contador de historias que lo único que pretende es animar a la gente a leer y divertirse mas allá de un móvil, una televisión o una videoconsola. Creo que es una misión tan digna como lo puede ser cualquier otra.

Ayer fue uno de los días más increíbles de mi vida y os puedo asegurar que las miles de lágrimas, horas de trabajo y lucha constante contra mis miedos, han servido para algo. Verme rodeado de personas a las que conozco y que me han dado su cariño y apoyo a lo largo de los años, en diferentes etapas de mi vida, pero estando ahí, ha sido inolvidable.

                      

Dar las gracias es poco. Se queda obsoleto ante las miradas y las sonrisas de las personas que ayer se congregaron en la biblioteca Manuel Alvar para ver temblar de emoción e ilusión a este que os escribe. Nunca se me ha dado bien hablar de mí o de mi trabajo y sé que eso es un problema, pero prometo que intentaré mejorarlo con los años.

La noche anterior evidentemente dormí muy poco y con el cambio horario mucho más. Sobre las 9 de la mañana y después de acostarme a las 3 de la madrugada me levanté a preparar el catering que tanta ilusión me hizo el hacer con la ayuda de mi mujer y mi hija. A las 11 de la mañana ya estaba en la biblioteca y los nervios me llevaban por todos lados, sí, incluso al baño. Sabéis como soy, sincero y directo.

                       

El público fue llegando y los recibí con la misma alegría que un niño cuando abre los regalos de reyes. Atendí a todos y después de los minutos de cortesía empezó el calvario de hablar en público. Mi editor, amigo y confidente Guillermo de los Mozos presentó el evento en un principio, hablando de su editorial Diversidad Literaria, una pequeña caja de sueños hecha para la gente que le gusta escribir y la culpable junto a su gran equipo de que LOS PASOS DEL FIN haya visto la luz….Luego me tocó a mi y como siempre, a pesar de haber presentado a escritores o antologías solidarias en las que he colaborado, pequé otra vez de pardillo y con un texto (que no leí) me hice un lío de pelotas. El caso es que hablé un poco de mí, cosa que como he dicho hago fatal a parte de venderme muy mal. Bueno, salí adelante y después de sortear a mis miedos llegó el momento que me hizo venirme arriba: las preguntas del público. Todas interesantes, como por ejemplo: mi método de trabajo, mis próxima novela, el poder de los personajes, la dificultad más grande al escribir la novela o curiosidades históricas y de trabajo en la novela.

Después de media hora de sufrimiento, llegó la hora de firmar ejemplares y a pesar de que ya debía estar tranquilo, seguía temblando como ahora mismo mientras os escribo. Quería dedicar especialmente a todos los presentes su libro….que menos después de venir a verme un domingo a las doce de la mañana y con un cambio de horario de por medio. Ya sabéis, me gusta jugármela siempre.

                                  

La anécdota que quiero destacar por encima de todas es la presencia de alguien que no conocía y que me dio una alegría especial. Al evento vino Sandra Gómez Moreno. Una colaboradora del blog “Los caminos de la imaginación” y fundadora del blog “La revolución de los libros” que recomiendo visitar desde hoy mismo. Cuando se presentó en la firma de libros mi sorpresa fue tal que la sonrisa se me caía por la boca. Más si cabe, cuando me dijo que estaba leyendo mi primera novela y que la tenía de los nervios de los bien que se lo estaba pasando al leerla. Con eso señores yo ya me di por satisfecho. Ese es mi objetivo con todo esto. No quiero ser famoso ni rico, quiero entretener a la gente y que vibre con mis historias. Gracias desde aquí de nuevo Sandra y  también a Leo, que hizo posible que nos conociéramos ayer.

                                                                            

Y bueno, llegó el catering, que para mí fue lo de menos. Yo no quería nada, era para los presentes. Quería que la gente disfrutara de un rato a mi lado y por que no, debatieran sobre el evento o las preguntas que suelo hacer en mi Facebook como algunos ya sabéis. Hubo charlas, encuentros, futuros proyectos y muchas sonrisas….como el momento en el que tiré uno de los libros al suelo. Una más de mis cosas.

En conclusión un día único y lleno de mil sentimientos que no podré olvidar jamás y que ya son parte de mi ser. Ahora toca seguir luchando y vender, promocionar y publicitar todo lo que se pueda LOS PASOS DE FIN.

Espero que os guste y disfrutéis de su lectura como yo lo hice durante más de un año de aventuras ….

Óscar Lamela Méndez

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *