Reseña de “El libro de los Baltimore” de Joël Dicker

Es innegable que la capacidad narrativa de este autor suizo se apodera de ti en cada una de las páginas que componen sus libros. Por otra parte debo ser sincero, al menos bajo mi punto de vista, en el hecho de que las expectativas creadas con este libro han dejado mucho que desear para este humilde autor. Cuando supe de su nueva publicación me las vi y me las desee para aguantar las ganas de comprarlo, pues tenía lecturas pendientes, ya que su anterior novela me pareció colosal. A la altura de las novela de Steig Larsson y mi adorada Liz Salander. No por los personajes en sí, sino por la atmósfera creada alrededor del misterio de un asesinato.

Quiero que conste que la novela en si no me parece malo, es muy buena. De hecho, hasta el final me tuvo en tensión por saber que fue del famoso “Día del drama”, y mereció la pena. Lo que pasa que la historia en sí me pareció muy lineal y sin la intriga y las comeduras de cabeza que me dio el primer libro sobre las historias del escritor Marcus Goldman.

En esta novela, la trama esta centrada en su familia y en lo que fue para él, la parte más importante de su vida. Sus primos y el amor de su vida. Un cuarteto que te lleva a través de una infinidad de sentimientos, prevaleciendo sobre todos el de la amistad y la ternura. Hay momentos divertidos, mezclados con los recelos entre familias y los problemas cotidianos vistos a través del protagonista, un autor de fama que perdió al amor de su vida por algo trascendental para él.

La nota mala que debo poner a esta novela es mi consabida incapacidad para retener las fechas y de las que hace mucho uso el autor en esta historia. Al ser una historia familiar, se van contando cosas por diferentes fechas, que se mezclan y aveces me vuelven loco. Por lo demás, debo decir que los personajes están muy conseguidos y que todos en mayor o menos medida son cómplices alrededor de la trama. Se les coge cierto aprecio y te imaginas las situaciones como pudieron pasarte a ti en tu juventud.

En definitiva, es un libro recomendable, pero no hasta el punto de volverte loco por él.

Mi nota es de un 7 pelado.

Óscar Lamela Méndez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *